viernes, 7 de agosto de 2009

Desde Locarno: “Shirley Adams” de Oliver Hermanus


“Shirley Adams” de Oliver Hermanus
Sudáfrica/Estados Unidos, 2009
Sección Competencia Internacional

¿Quién es Shirley Adams? Si acaso la madre víctima que incansablemente ayuda a su hijo postrado por la violencia. O será la madre coraje que trata de mantener como sea el hogar que se cae a pedazos por la falta de dinero y la traición.

“Shirley Adams” es la observación mínima de la realidad. Planos cercanos y forzados movimientos de cámara nos empujan junto con la protagonista a ver cómo el mundo que construyó se cae a pedazos. Es abandonada por el esposo, es traicionada por sus amistades. No hay nada que pueda hacer para escapar del destino que le espera. No hay nadie que pueda comprender el vacío y la impotencia que oculta su pacífica sonrisa. Donovan, su hijo, está paralizado y ha perdido las ganas de vivir. Sin embargo es la única esperanza a la que ella se aferra. Por él suplica, roba, llora. La protagonista está destinada a perder todo.

Pero Shirley es además única y posee una cualidad casi impensable en este contexto: una capacidad infinita de perdón. El director no se apresura, no estorba, no incomoda. Sus planos nos dejan ver desde puntos bastante difíciles los detalles de su desesperación. Finalmente, ante la realidad no hay más camino que seguir adelante.

El film, co-escrito por Stavros Pamballis, es ganador como Mejor Opera Prima y Mejor Protagonista en el Festival Internacional de Durban, Sudáfrica.


Flor Preciado de Renggli

Locarno, Suiza