martes, 20 de marzo de 2012

Lo que dijo Georges Sadoul sobre la "Escuela del Cusco"

Comentando el Festival de Karlovy – Vary de 1964, el historiador del cine Georges Sadoul, prominente figura del Partido Comunista Francés, autor de una muy conocida Historia del Cine Mundial, a la sazón cronista de la revista Les Lettres Francaises, escribió lo siguiente:


"Animándome, hace seis meses, a escribir un ensayo de ciencia ficción sobre el cine entre 1964 y el año 2004, me imaginé que la revelación de los años 1970 había sido la 'escuela de Cusco', los largos metrajes puestos en escena por los Incas, restableciendo vínculos con una civilización mas evolucionada que la española cuando Pizarro la avasalló en el siglo XVI.

Y bien, mi ficción se ha revelado retrasada en relación con la historia. Existe, desde comienzos de 1956, en la vieja capital del Imperio Inca, una 'escuela del Cusco', en la que escritores, poetas, pintores, cineastas, casi todos indios en un 75 % o 100%, han dado obras importantes.

Se han realizado en tomo a esta ciudad una veintena de films, documentales o de puesta en escena, casi todos en colores sobre los altos escenarios, pero en 18 mm y mudos, ya que Cusco no posee ningún laboratorio o equipamiento de sonido. Aunque se postsincroniza o amplia a 35 mm sea en Lima, sea en el extranjero.

Kukuli, film hablado en quechua (lengua india), con un comentario español, fue realizado en 1960 por Luis Figueroa, César Villanueva y Eulogio Nishiyama -- este último medio japonés, medio indio. Este film no tiene el carácter directamente social de Hijos del Sol, otro film `quechua' realizado por Jorge Huaco. Cuenta una leyenda que data de la Colonia. La joven pastora Kukuli (Judith Figueroa) desciende al valle para asistir a una fiesta cristiana en el curso de la cual es secuestrada y muerta por un oso-demonio.

Los autores no han renunciado al pintoresco colorido de las fiestas y las danzas populares, sin caer verdaderamente en el folclorismo. Me gusta sobre todo la conclusión, donde un cura barbudo, crucifijo en mano, en un estilo barroco común en Praga y en Lima, trata de exorcisar al monstruo, al que sólo vencerán los indios unidos.

Karlovy-Vary nos había hecho conocer, en 1960 y 1962, la producción indo-americana, por los documentales del peruano Jorge (sic) Chambi y del boliviano Jorge Ruiz. En cuanto a Luis Figueroa, presente en el festival, está ya en su cuarto film, y muy alegre del éxito que ha tenido Kukuli en Lima". (Traducción de R. B.).