jueves, 25 de septiembre de 2008

Una propuesta de Calero


Joel Calero ha enviado al grupo Cinemaperú este artículo que reproducimos:


Resulta escandaloso que las pocas películas de interés que llegan a Lima -por el hecho de no ser predecibles y anodinos filmes hollywoodenses- sean sacadas rápidamente de cartelera en apenas una semana, sin permitir que las críticas de los diarios y el boca a boca hagan su trabajo de llevar a las salas a ese público dispuesto a mirar algo más que ese insípido cine hollywoodense. ¿Es que acaso no lo saben los cines o simple y sencillamente no les importa y prefieren dejar espacio para los tanques hollywoodenses? Veamos ejemplos concretos:


1. Shine a Light (¡Con lo atractivo que sería para muchos ver a los Rolling Stones filmados por Scorsese....!) , duró apenas una semana en cartelera para luego quedar relegada a un solo cine en una única función a las 10 de la noche.

2. Lo mismo pasó con Angel A de Luc Besson.

3. Lo mismo pasó con Tropa de Elite, que fue la película latinoamericana más votada en el Festival de Lima, lo cual, al margen de su calidad, demuestra su eficiencia en lo que a jalar público se refiere.

¿Queremos que Lima se hollywoodice al punto de no poder ver ningún otro tipo de cine?
¿Qué podemos hacer?

Sospecho que una comunidad vinculada al cine, como nosotros, algo puede y debe hacer. No basta la protesta o la queja. Hay que operativizar respuestas incluyendo, desde luego, el insoslayable aspecto económico de los cines o distribuidoras. Son propuestas de sentido común que hay que poner en práctica si queremos evitar que esta escandalosa situación siga ocurriendo. ¡Esto o cualquier cosa que se nos ocurra, pero hay que hacer algo...! Propongo, por ejemplo, lo siguiente:

UNO. En señal de compromiso por ser cinéfilos y gente vinculada al cine, PODEMOS IR A VER ESTAS PELICULAS INTERESANTES LA PRIMERA SEMANA EN QUE SE ESTRENAN. Por ejemplo, hoy jueves 25 se estrena BUSCANDO UN AMOR (The Blueberry nights) de WONG KAR WAI, el apasionante director de "Happy Together" y "In the Mood for Love". Hoy también se estrena Traición y Lujuria de Ang Lee, el director de "Brokeback Mountain". Y, por supuesto, hay que dar ese imprescindible apoyo de ir al cine la primera semana con las películas peruanas que se estrenan. Por ejemplo, hoy entra Vidas Paralelas, de Rocío Lladó. ¡Veamos estas películas esta primera semana y evitemos que apenas duren una semana...!

DOS. Creo que los profesores de Facultades de Ciencias de la Comunicación pueden -y acaso deben- pedir a sus alumnos que elaboren informes o análisis críticos de estas películas interesantes o, por lo menos, distintas. La pedagogía en lo audiovisual, en un país como el nuestro, pasa por romper ese círculo vicioso de hollywoodización.
Eso implica, al inicio, obligar a los alumnos a ver otro cine. Luego, varios de esos alumnos irán por su propia cuenta a ver este otro cine, pues ya han tenido la experiencia de un cine mejor o distinto.

TRES. Promover que los periódicos y los periodistas culturales se comprometan con el hecho de que es necesario tener oxígeno y diversidad en nuestra cartelera, pues eso tiene implicancias en la sensibilidad y la cultura audiovisual de una sociedad y eso, lo entenderán, no es moco de pavo.

Eso implica concretamente que, por ejemplo, puedan priorizar una portada para dárselos a estos filmes que lo necesitan mucho más que los tanques hollywoodenses que, de manera natural, van a tener público como cancha (o pop corn, para ser contextuales). En cambio, no darles espacio a estas películas como Buscando un amor, Traición y Lujuria o Vidas Paralelas es marginarlas al anonimato, a las salas vacías y a la justificación de por qué las sacaron en la primera semana.

¿Por qué solo se hacen infografías para "El señor de los anillos" o "El hombre araña"? ¿No puede haber una infografía para la apasionante obra fílmica de Wong Kar Wai, por ejemplo, ahora que se estrena su primer filme dentro de la megaindustria?

Los periodistas culturales tienen poder, desde luego, pero ¿para que lo usan?
Joel Calero

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Una vez más, este es el único blog en que se cuestiona la hegemonía de unas pocas compañías y la casi
exclusión de las películas independientes.

Anónimo dijo...

Tiene razón Calero. Hay que hacer
algo, aunque gente como Pimentel
y los de Godard no estén disuestos
a hacer nada, porque no les interesa lo que denuncia Calero.

Rodrigo dijo...

Apoyo el emplazamiento de Joel Calero a los editores y periodistas culturales, pero sospecho que la agenda sobre cine esta en manos de las secciones de espectaculos y farandula. Habria que hacer un llamado a los encargados de esas secciones, o trabajar con ellos alguna acción para publicitar mas a los filmes de interés.

Pero me pregunto, lo permitirían los testaferros en Perú de Andes Films, Warner, UIP y demás majors?

Los distribuidores independientes deberian volantear al ingreso de los cines. Hay gente que se acerca a las ventanillas sin decidirse que pelicula ver.

Recuerdo que hace un tiempo hubo un recojo de firmas reclamando a Andes Films que estrene La Hora 25, Punch Drunk Love y otra mas cuyo nombre no recuerdo. Al final, la major cedió con la de Spike Lee. El publico de Lima no es tan pasivo como se cree. Créanlo, los cinefilos unidos jamas serán vencidos.

Kiko Silva dijo...

El tema de la distribución es más complicado de lo que parece. En el caso de las películas que provienen de distribuidores independientes, como "Buscando un amor" de Wong Kar Wai y "Traición y Lujuria" de Ang Lee, que acaban de estrenarse, son los propios distribuidores quienes imponen sus limitaciones importando entre tres y cinco copias de estas cintas, porque saben de antemano que no van a tener muchas pantallas. Me parece que en el caso de la película de Ang Lee la distribuidora Delta Films ha traído 10 copias porque le tiene un poco más de fe. Pero no ocurre lo mismo con la cinta peruana "Vidas paralelas", que si se fijan bien en la cartelera tiene 30 o más pantallas, lo que significa que el productor y distribuidor Jaime Carbajal ha contado con el apoyo de los exhibidores, al menos en la primera semana. Todo dependerá, en este caso, de que la película le guste al público. Sin embargo, ante la escasísima publicidad que se ha hecho al respecto y la absoluta carencia de información y materiales gráficos sobre la cinta, podría ocurrir la debacle. Si eso ocurre, toda la culpa será de Jaime Carbajal.

EL ADVERSARIO dijo...

No comparto estos planteamientos de Joel Calero porque mas que incentivar al publico para verlas esta obligando al mismo a que vaya ver una pela, y eso desincentiva el consumo que promueve.

El asunto sera mas bien de tener lugares de exhibicion para esas peliculas al borde del circuito.

Anónimo dijo...

Porque cuando se dice que las secciones de espectaculos no hagan tanta publicidad de las majors no se habla con nombre propio??? Por que tienen miedo de decir EL COMERCIO y en este caso Alberto Servat, editor de LUCES, hoy sale a toda pagina CONTROL TOTAL, pero como siempre, las cosas se dicen al aire sin nombre propio, asi tambien sus inocuos reclamos van al aire....

Jose Luis

JORGE LUIS VILLACORTA SANTAMATO dijo...

La asistencia a las salas de proyección ES UN TRABAJO.

Se asiste a una sala de proyección a aprender argumentos burgueses sobre las relaciones sociales para luego transmitirlos, repetirlos, asumirlos y retardar la lucha de clases.

Por tanto, asistir a una proyección cinematográfica es calificarse como PROPAGANDISTA BURGUÉS.

Por tanto, la solución es que los trabajadores que se dedican a la propaganda burguesa cinematográfico SE SINDICALICEN.

Yo propongo la creación del SINDICATO ÚNICO DE ESPECTADORES CINEMATOGRÁFICOS DEL PERÚ.

(Si yo soy el Secretario General, mejor que mejor).

La finalidad del SUDECDP será conseguir mejores condiciones de trabajo para los propagandístas que asistimos a las salas de cine a capacitarnos en guerra psicológica burguesa.

Para comenzar, nuestro pliego de reclamos incluirá la rebaja de las entradas. El estado que cobre cero soles de impuestos y que esto se refleje en las tarifas directamente.

Posteriormente, cuando el SUDECDP tenga un número mayoritario de miembros, iremos a la huelga preventiva para que se rebajen los costos de las entradas. (El costo de la entrada es una forma de explotación adicional de la clase burguesa sobre los trabajadores propagandísticos, que se consiguen sus emolumentos siendo explotados en otra parte).

Escribiré el manifiesto proponiendo la creación del sindicato en perucine.blogspot.com

Ya están avisados. Es la solución contra la explotación burguesa de los trabajadores propagandísticos que aprendemos argumentos retardatarios pro-capitalistas en las salas de cine.

Atentamente

JORGE LUIS VILLACORTA SANTAMATO

Anónimo dijo...

Es loable lo que propone Calero,
pero creo que no funciona. La industria del cine es muy poderosa,
los medios de comunicación están muy ligados alos intereses comerciales y lo que puedan hacer
periodistas y profesores es muy poco, casi simbólico.

Anónimo dijo...

Cada vez menos estudiantes van al cine Calero, ni siquiera los de
comunicaciones, ven dvd piratas.

Anónimo dijo...

LAS PELICULAS QUE PROMUEVE EL SR. CALERO TIENEN UN NICHO LIMITADO DE ESPECTADORES AQUI Y EN TODAS PARTES

Joel Calero dijo...

En relación al anónimo de las 12:49, pues claro que sí: estas películas extrahollywoodenses (latinoamericanas, europeas, asiáticas, etc) SIEMPRE van a tener un nicho limitado de espectadores, pero, limitado y todo, es necesario que ese pequeño espacio exista. En caso contrario, seguiremos naufragando en eso que Stefan Kaspar llama monocultura audiovisual. Ese pequeño nicho, tal como lo dijo alguno, tiene que existir en los "bordes del circuito", pero, repito, tiene que existir. Y, por cierto, pedirlo -o, mejor aún, promoverlo, aunque sea a escala doméstica, mínima, atómica y humildosa- no es "inocuo", es inconforme nomás. No hacer nada o negarse a hacer algo por cambiarlo (en una modesta escala) sería, en cambio, actuar como un "síseñó".

Anónimo dijo...

estoy de acuerdo con lo dichopor calero. Ya la gente hoy en día no ve el cine como un arte sino como un espectaculo, desean más que las buenas actuaciones la risa fácil o efectos especiales fabulosos. Y lamentablemente, ese buen cine que se proyecta en salas culturales(la filmoteca y la ventana indiscreta por decir algunas)es elitista.Así que no queda otra que recurrir al dvd. Yo,por mi parte, hace siglos no voy al cine.

Anónimo dijo...

Si pues, tienen razón, solo nos queda el dvd.

Anónimo dijo...

Oe JORGE LUIS VILLACORTA SANTAMATO, primero ecídete si apoyar a Susy Días como la mejor actriz peruanan o hacer las propuestas mononeuronales que porpaga en tu apestoso blog......Kill em All!!!!!!

Anónimo dijo...

SOY UN ESTUDIANTE DE LA FACULTAD DE
COMUNICACION DE LA UNIVERSIDAD DE LIMA Y SE QUE CASI NADIE VE PELAS
EN LOS CINES, LAS VEN EN SUS CASAS. NI SIQUIERA CUANDO CHACHO LEON PIDE QUE VAYAN A VERLAS.NO SE DE NADIE QUE VIERA SHINE A LIGHT, NI POR TRATARSE DE LOS ROLLING STONES Y HABIENDO TANTO INTERES POR EL ROCK. NI SIQUIERA LOS PROFESORES DE CINE (TAMAYO, AGUILAR, HUAYHUACA) VEN LAS PELAS DE ESTRENO Y CUANDO SE LES PREGUNTA NI ESTAN ENTERADOS. ASI,
COMO SE PUEDE ESPERAR QUE LOS ESTUDAINTES VAYAN A VER LAS PELAS
QUE RECOMIENDA JOEL CALERO?

Anónimo dijo...

haga una encuesta sr. calero para
ver que estudiantes van al cine y que películas ven...

Anónimo dijo...

Los profesores pueden pedir trabajos sobre películas de estreno, pero casi todos
las ven en DVD. Por otra
parte Luces nunca va a
hacer infografías de
Wong Kar-wai, eso es
pedir peras al olmo.

Anónimo dijo...

TE QUEDAS SIN ARGUMENTOS, CALERO.