domingo, 20 de abril de 2008

Premios BAFICI 2008

Competencia oficial argentina
Mejor película
Unidad 25, de Alejo Hoijman

Mejor director
Gonzalo Castro por Resfriada

Premio Especial del Jurado
Historias extraordinarias, de Mariano Llinás

Mención especial
Süden, de Gastón Solnicki.

Competencia oficial internacional
Mejor película
Intimidades de Shakespeare y Víctor Hugo, de Yulene Olaizola (Mexico)

Premio especial del Jurado
Night Train, de Diao Yinan (China)

Mejor director
Lance Hammer por Ballast (Estados Unidos)

Mejor actor
Lee Kang-sheng por Help Me Eros

Mejor actriz
Liu Dan por Night Train

Menciones especiales
Profit Motive and the Whispering Wind, de John Gianvito, y Una semana solos, de Celina Murga.

Voto del Público (competencia argentina)
Historias extraordinarias, de Mariano Llinás

Voto del Público (competencia extranjera)
Intimidades de Shakespeare y Víctor Hugo

Premio FIPRESCI
Ballast, de Lance Hammer

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hols
Podrían comentar sobre las películas ganadores.
Gracias...

Anónimo dijo...

lástima que hayan comentado fiascos como ese sobre sendero, y no las películas de balabanov, el nuevo documental de herzog, el remake de funny games, liverpool (que se proyectó en una función sorpresa), import/export, etc etc etc....

tampoco figura entre sus comentarios la nueva película de mariano llinás, Historias extraordinarias. Su primera película es Balnearios y es una delicia. De su nueva película se puede esperar muchísimo, por ejemplo la revista El Amante la califica como LA PELÍCULA POR LA QUE SERÁ RECORDADO EL X BAFICI.

alguno de ustedes pudo verla? y, en caso de que no, podrían abogar para traerla al festival de lima, y que no se la pase por alto simplemente por durar más de 4 horas?

Mónica Delgado dijo...

Hola:
Los críticos de este blog que hemos asistido al festival hemos visto desde Balabanov, pasando por la de Herzog, entre otras, que son de interés del lector, pero escribir sobre todas las películas vistas toma su tiempo. Todavía falta la crónica de Chacho.

No creemos que la película de Jim Finn sea un fiasco, al contrario tiene partes que son una delicia. Lo que es un fiasco es lo que no empata en ella: lo que dice el director sobre su filme por un lado(y es sobre lo que habla Natalia Ames) y lo que hizo en su falso documental, por otro.