lunes, 28 de abril de 2008

¿Edison, inventor de la película de celuloide?


En un artículo llamado "Griffith en la Biograph, cuando las imágenes empezaron a hablar", publicado en la reciente edición de la revista Godard! No. 15, el autor, Diego Cabrera, afirma:

"Es así que Edison -el inventor de la película de celuloide-, respaldado..." (Página 46).

¿Thomas Alva Edison, inventor de la película de celuloide?

Eso se llama reescribir la historia del cine, de la fotografía, de la ciencia y de las tecnologías con una afirmación hecha de paso, como si el hecho afirmado fuera una verdad indiscutible y tan aceptada que se coloca entre guiones.

Que hablen los especialistas:

"...pero el siguiente desarrollo importante se produjo en el propio proceso fotográfico, con el rollo transparente de película de George Eastman, presentado en 1889" (Konigsberg, Ira. Diccionario técnico Akal de Cine. Madrid: Akal, 2004, página 384)

"His invention (habla de George Eastman) of perforated celluloid film in 1889 enabled W.K.L. Dickson and Thomas Alva Edison to perfect their motion picture apparatus and begin producing their films..." (Katz, Ephraim. The International Film Encyclopedia. Entrada sobre George Eastman. Londres: Macmillan, 1984, página 372).

"En 1887, George Eastman hizo una réplica de la película de celuloide que había inventado y patentado una año antes el reverendo Hannibal Goodwin. La base de nitrato de celulosa de dicha película fue perfeccionada por un químico de la compañía de Eastman llamado Henry M. Reichenbach, y Eastman comenzó a producir y comercializar tiras y rollos de celuloide en 1889. La película era transparente, delgada, fuerte, y de la misma anchura y calidad por ambos lados." (Carmona, Ramón "De los orígenes de la fotografía a la factoría Edison. El nacimiento del cine en los Estados Unidos", en Talens, Jenaro y Zunzunegui, Santos (ed) Historia General del Cine, volumen 1, Orígenes del cine. Madrid: Ediciones Cátedra, 1998, página 50)
Ricardo Bedoya

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Esa afirmación de Cabrera demuestra la improvisación y la escasa seriedad de quienes escriben en la revista Godard!, cada vez más un apéndice apenas encubierto de las compañías transnacionales.

Anónimo dijo...

una preguntita: por qué no se apuran y escriben más sobre el bafici, en vez de seguir con la pataleta de viejitos criticones? mire, si cabrera se equivocó, a quién le importa, tan buena está godard! para estar leyéndola con una lupa. sobre el bafici, han comentado solo unita de las que jorge garcía menciona en su top 4. y, aunque su blog esté lejos de ser una maravilla, tanto las películas que vio claudio cordero y los comentarios están más acertados que los publicados aquí. más cuidado con la línea editorial, a menos que quieran hacer un blog solo para sus amigos

Anónimo dijo...

Aunque Bedoya siempre les anda pisando los callos a los de esa
revista, creo que bien se lo merecen.

Anónimo dijo...

seguro que lo sacò de wikipedia...

Anónimo dijo...

antes de ir criticando otros medios, creo que deberían sentarse a pensar cómo mejorar su propio blog, porque como van las cosas deja mucho pero mucho que desear....

Anónimo dijo...

No vale al pena ocuparse de lo que aparece en Godard!, Bedoya. Es una revista muy mala y no aporta nada. Da lo mismo que digan que Scorsese
dirigió Reservoir dogs o que Paul
Schrader es el guionista de Petroleo sangriento.

Anónimo dijo...

¿Han visto el número 15 de Godard'?
Una vez más, en su función publicitaria - esa que ejerce Cordero ofreciendo polos y llaveros en su blog- dedican dos páginas a los próximos estrenos. Por lo pronto, ya hay dos con fecha de estreno 10 y 17 de abril que no están en la cartelera - Los dueños de la noche y Persépolis- y lo mismo ha sucedido antes, con películas que han cambiado de fechas o, sencillamente, nunca se estrenaron. ¿Y qué dicen los de Godard! sobre esto? Nada, y siguen
sacando esa sección promocional.
No hay duda de que eso no es más que una operación destinada, en principio, a avalar a las distribuidoras existentes y, en realidad, a engañar a sus propios lectores, ilusionándolos con películas que nunca se estrenan. Como Bedoya señaló hace algún tiempo que nunca acertaban con las fechas de estreno - copiadas del
boletín de las distribuidoras-, ahora hacen una aclaración de que esas fechas pueden ser cambiadas. Pero si siempre son cambiadas, para qué las ponen? Por qué no dicen nada de todo lo que no se anuncia y no se estrena? Bueno, ya sabemos porqué, pero es bueno seguir desenmascarando a esa revista de fachada de las compañías que dominan el mercado.

Anónimo dijo...

Que buen profe eres Bedoya, mira hasta a donde has empujado a tus alumnos, lograste tu objetivo de inculcar, pero solo frustracion, desinformacion e ignorancia, que lástima.

Anónimo dijo...

Soy el autor del comment de las 10:54 y corrijo un error de la parte final: Por qué no dicen nada de todo lo que se anuncia y no se estrena?

Anónimo dijo...

lamentablemente, la revista godard! está pasando por una larga crisis donde los crasos errores editoriales, la inutilidad de muchos de sus redactores, lo desfasado de su contenido y una cada vez más pobre calidad visual (papel, caratula, etc.) hacen que el producto sea la verguenza ajena de sus lectores. siendo así, vale la pena criticarla tanto, como si se tratara del medio cinematográfico más influyente o importante? no me parece, más bien creo que en esas lecturas minuciosas bedoya se equivoca, a menos que lo que quiera hacer es darle el gusto a sus rivales que están en todo el derecho de sentir que por lo menos alguien los lee con tanto fanatismo.... pero también, valgan verdades y como dicen otros comentarios, este blog no le ha ganado a nadie para andar criticando lo ajeno

Ricardo Bedoya dijo...

Respuesta a los anónimos de las 7.54 y 17.33

Leo todas las revistas de cine peruanas desde hace muchos años. Lo hago porque me interesa la información y saber lo que se dice en ellas. No leo con lupa, como dijo antes un lector, ni con fanatismo. Lo hago con interés y del mismo modo en que lo hago con revistas de cine extranjeras.

Es difícil encontrar errores tan gruesos como el de Edison, sobre todo a estas alturas de la investigación histórica sobre el cine. Por eso, una barbaridad así no es necesario encontrarla con lupa ni con fanatismo. Salta a la vista como si estuviera marcada con plumón de tinta verde fosforescente.

Si soy buen profesor o no, lo dirán mis alumnos, no yo. En todo caso, le recuerdo al anónimo comentarista que doy clases en persona, estoy frente a los alumnos, acepto preguntas, impugnaciones y comentarios cara a cara. Es decir, ellos saben quién soy y me pueden criticar si lo prefieren. No medro de modo anónimo escribiendo comentarios en blogs como quien tira la piedra y esconde la mano. Esa es la valentía que dan las sombras.

Si la insinuación es que el autor del artículo sobre Griffith es o ha sido mi alumno, tengo que decir que no. No ha sido alumno. Así que además de ser usted un timorato anónimo, es desinformado.

Una última cosa: el lector de las 7.54 dice que este blog "no le ha ganado a nadie para andar criticando lo ajeno". La verdad es que me confieso incapaz de entender semejante argumento. Eso de "ganarle a alguien" parece el criterio de un gerente de recursos humanos premiando la productividad de algún trabajador para darle el derecho de recibir un aumento. No, este blog, en efecto, no le ha ganado a nadie ni le ganará tampoco. Lo prometemos. Nunca va a participar en un concurso de méritos ni se va a someter a un jurado que le dé premios o establezca su primacía. Esa sería la única forma de saber si se le gana a alguien.

Y tampoco vamos a criticar "lo ajeno". Vamos a comentar y criticar, de modo positivo o negativo, lo que filmen o escriban otros. Siempre será ajeno, claro, porque lo que no es propio es ajeno.

Anónimo dijo...

Una vez más qué fácil es acusar a los que son profesores de ser responsables de los deméritos de sus alumnos, aunque en este caso el supuesto alumno no lo sea. Yo soy un profesor de arquitectura y he venido leyendo en una u otra oportunidad los cargos que se le hacen a Bedoya o a Chacho León. Por lo pronto, no se les puede acusar de inculcar frustración, desinformación e ignorancia, pues tienen un inmenso conocimiento del cine y, más bien, son extremadamente escrupulosos hasta en el más mínimo detalle. Eso puede explicar la reacción de Bedoya ante la desinformación del articulista de la revista Godard!
Son además entusiastas trasmisores de la pasión por el cine y no se me ocurre como podrían generar alguna frustración que no sea la de no alcanzar el nivel de erudición que ellos poseen.
También se ha dicho, con enorme desconocimiento o mala fé, que no han formado directores destacados,
cuando ellos no son profesores de
guión o de realización. Como no hay
razones para oponerse ni argumentos que esgimir (allí está la "corrida" de Pimentel y Cordero
frente a la propuesta de debate), se acude a la acusación de insuficiencia o deformación docente. ¿Por qué no lo dicen en público con nombre y apellido?

Rodrigo Corzo

Anónimo dijo...

Compre su godard! No se la pierda

CAT dijo...

Hola estoy haciendo una investigación sobre el celuloide para la escuela ¿podrias a ayudarme a encontrar biblorafía?

Te lo agradeceria mucho