domingo, 11 de marzo de 2007

El señor del anillo: Hitchcock y el efecto del espejo en La sombra de una duda


En el libro de ensayos que compila el controvertido filósofo esloveno Slavoj Žižek, Todo lo que usted quiso saber sobre Lacan y nunca se atrevió a preguntarle a Hitchcock (Editorial Manantial, Buenos Aires, 1994) encontré un afinadísimo estudio del sicoanalista esloveno Mladen Dolar denominado Los objetos de Hitchcock, que se inspira en un análisis hecho por Francois Truffaut en el célebre número 39 de Cahiers du cinéma sobre La sombra de una duda.

Truffaut señalaba en aquel artículo que esta cinta de Hitch estaba construida formalmente bajo el recurso del redoblamiento, la relación dual. Transcribo partes del texto de Dolar:

"El eje de la dualidad es la relación dual entre el tío Charlie y su sobrina, a la que le han puesto su mismo nombre, Charlie. La conexión entre ambos es introducida de inmediato por la presentación en espejo de las secuencias de apertura:

-En un suburbio de Filadelfia, el tío Charlie está tendido en la cama completamente vestido, con la cabeza vuelta hacia la derecha, y en el fondo se ve una puerta también a la derecha.

-En Santa Rosa, California, su sobrina Charlie está tendida en la cama con la ropa puesta, la cabeza vuelta hacia la izquierda, mientras en el fondo se ve una puerta también a la izquierda, como reflejo en espejo de la escena anterior.

-El tío Charlie se dirige a la oficina de correos para enviar un telegrama a su sobrina, informándole que va a ir a Santa Rosa.

-La sobrina se dirige a la oficina de correos para enviarle un telegrama al tío, invitándolo a visitarla, pero en el correo ya le aguardaba el telegrama que le había enviado el hombre.

-El tío Charlie canturrea una melodía que, como por telepatía, salta hasta la sobrina (el vals de La viuda alegre, que también aparece en los créditos, sobre un fondo de parejas danzantes )".

Dolar explaya la lista de Truffaut, quien desarrolló su análisis sobre todo a partir de estas secuencias iniciales, hasta interpretar una serie de desdoblamientos y dicotomías, pero añade a esta dualidad un tercer factor que hace más complejo el asunto: plantea la tesis de que toda dualidad se basa en un tercero. " El tercer elemento es al mismo tiempo excluido o introducido como una mancha en esta relación especular, como el objeto en torno al cual ella gira y que llena la brecha de la exclusión: presenta la ausencia".

Y bajo esta lectura podemos fijarnos en diversos elementos que disocian a los personajes de Joseph Cotten y Teresa Wright, pero sobre todo en uno vital: el anillo. Para Dolar "La sombra de una duda es el viaje de un objeto privilegiado, la circulación del anillo que va y viene entre los dos protagonistas especulares, y la relación dual entre estos puede en última instancia considerarse como el trasfondo de dicho circuito del objeto ". Pero la complejidad a la que remite Dolar (se trata de un sicoanalista y el libro es sobre interpretaciones lacanianas) no se trata sólo de enunciar a un tercer objeto que rompe con el juego del espejo, sino que le atribuye rupturas y uniones al deseo del Otro, la figura materna, como mediador y objeto paradójico fascinante, a partir de esta relación tío-sobrina (recordar a la madre de Charlie y compararla con otras madres hitchcockianas). Como dice Dolar: el deseo de la madre hace la ley. Como para volverla a ver bajo esta óptica.

Mónica Delgado

2 comentarios:

Iaz dijo...

¡Holas! Recién entro a este blog y me parece super, felicitaciones a todos los que escriben aquí.Me encanta este artículo y muchos otros porque aprendo cosas nuevas de los directores que me gustan.Ni idea que existía un libro como el que comentas y espero encontrarlo para leerlo.Soy fanática de Hitchcock,quizás, por el sello psicológico que encontramos en sus obras;hasta ahora nadie lo ha podido imitar. Sin embargo,cuando vi esta película el sabor de mi dulce favorito lo sentí agrio,a mi parecer,Hitchock no estuvo inspirado en este film para dirigir a los actores y con el manejo de los personajes.Quizás Truffaut ,como menciona en un pedazo de su libro el cine según hitchcock, algo de razón tenga con aquello de que no es su película favorita pero si satisfactoria para los amigos verosimiles,logicos y psicólogicos.Lamentablemente, es muy difícil dar razón a otro director favorito cuando dice algo morbosico de tu director favorito tb.Eso del desdoblamiento y la dualidad me parecio recontra interesante hasta me senti identificada ,ya que el ser humano tiende a la dualidad sin darse cuenta.No obstante,el personaje de la sobrina es diminutamente rebuscado y,de pronto, cuando esperaba algo más intenso me mete a la sombra de la duda que cae sobre ella y los agentes;lo demás lo sentí raro,muy raro..je.O será que no lo comprendí.En fin ,la película no es mala es entretenida pero no como para decir que es de hitchcock, no sé; la verdad que opino como grande cuando tu sabes más que yo.Bueno me gusto este artículo y sigue posteando más cosas de hitchcock.

Eukeni dijo...

Simplemente maravilloso tu post sobre "La sombra de una duda", la dualidad, el efecto espejo y el anillo. Nunca acabamos de aprender con el maestro de la manipulación.