martes, 16 de noviembre de 2010

Todo un parto


Esta es una versión modificada del comentario aparecido en:
“Todo un parto”, de Todd Phillips es una de esas películas de género atractivas, inteligentes, con personajes bien delineados, que se echan de menos en un Hollywood de películas cada vez más esquemáticas y formateadas. Confirma, además, el interés de un director como Phillips, realizador de “¿Qué pasó ayer?”, estrenada el año pasado.
“Todo un parto” es una comedia que parte de un esquema tradicional: combina el “road movie” (filme de carretera) con el filme de pareja desavenida. Como en “Mejor solo que mal acompañado” (“Planes, Trains & Automobiles”), que mostraba el interminable viaje conjunto de John Candy y Steve Martin, dos seres destinados a odiarse y repelerse, aquí seguimos la travesía de Peter (Robert Downey Jr) y Ethan (Zack Galifianakis) desde el aeropuerto de Atlanta hasta la ciudad de Los Angeles. Uno se apura en llegar al parto de su esposa; el otro es un actor que se dirige a Hollywood para tentar suerte y lleva consigo las cenizas de su padre que serán echadas en el Gran Cañón, luego de varias peripecias delirantes.

Pero el centro de interés del relato no es la geografía que recorren durante el viaje, sino la disparidad radical de los viajeros. Es decir, los personajes conforman una pareja cómica en sus discordancias: uno es serio, ordenado, estresado por el trabajo, práctico; el otro es impertinente, torpe, entrometido. El retrato del personaje de Galifianakis se redondea con el infantilismo y grosera vulgaridad que Downey encuentra en el comportamiento de su compañero. Es la comicidad del no ser compatibles, no ajustarse, ser siempre diferentes, como en tantas otras películas de la comedia norteamericana.

Pero el director Phillips forma parte de una nueva generación de realizadores de filmes de humor. No le interesa solo la risa loca, ni la acumulación de situaciones hilarantes. Apunta a otros asuntos y tiene otras intenciones. Por ejemplo, apuesta a la irreverencia, a la incorrección, a la escatología, a la observación de personajes y mundos marginales. Se ríe de la paranoia de los agentes de seguridad en los aeropuertos y aviones de los Estados Unidos; muestra a un veterano de guerra lisiado, irascible y salvaje; golpea a un insoportable niño; le toma el pelo a los corruptos vigilantes de frontera mexicanos; proclama las ventajas de las “hierbas medicinales”; bromea con la mitología personal de sus actores, como Juliette Lewis, y el propio Downey que declara, sin pizca de culpa, jamás haber probado drogas.

Pero más interesante aún: el humor no sólo es resultado de la disparidad, la situación grotesca o la ocurrencia absurda. Es producto también de la incomodidad, el malestar y hasta el dolor físico. Algunos críticos le han cuestionado a la película no ser demasiado “graciosa”. Sí, pues, pero de eso se trata. Ni la emoción ni la risa son categóricas aquí. Aparecen matizadas, siempre contradichas por un gesto de amargura o reproche que rebaja el tono de la comprensión por el otro, o por una molesta voltereta que diluye la diversión.

Como en los mejores momentos del cine de Jerry Lewis, la risa se torna incómoda o se congela porque es provocada por el sufrimiento del personaje, su desajuste con el mundo, la sensación de ser engañado, relegado, humillado o despreciado. Ahí está el momento en que Galifianakis actúa y llora, llora y actúa, lo mismo da. O están también las insidiosas suposiciones de Galianakis acerca de una relación de la esposa de Downey con su viejo amigo Jamie Foxx y las divertidas inseguridades que provocan en el celoso. O la multiplicación de accidentes, choques, golpes y porrazos que vemos a lo largo del viaje, transformando el humor en una celebración de la torsión física. La comedia de situaciones se convierte de pronto en una de tortazos y contusiones; pocos personajes en la historia de la comedia fílmica terminan tan magullados como Robert Downey aquí.

Ricardo Bedoya

2 comentarios:

El Exorcista dijo...

siguiendo con el humor, Ricardo, tienes un doble!!!
http://www.youtube.com/watch?v=_QDJgdFHS8o

mariano dijo...

Ricardo si te quieres reir un rato mira esto http://www.youtube.com/watch?v=_QDJgdFHS8o