jueves, 25 de noviembre de 2010

Contracorriente rumbo al Gólgota

En la edición del mes de septiembre de Cahiers du Cinéma, edición española, el crítico Gerard Alonso I Cassadó ofrece una lectura de “Contracorriente” a la luz del Nuevo Testamento, nada menos. Dice Gerard Alonso:

“Con mayor ingenio, el filme se apodera de los símbolos más reconocibles del imaginario cristiano y los disfraza para representar el noviazgo entre dos hombres. Manolo Cardona interpreta a un personaje pseudocrístico, un forastero incomprendido y arrinconado por el resto de hombres de su pueblo. Su aura especial nos será confirmada tras su resurrección (extraviado su cuerpo, como el de Cristo en el Gólgota) y su condena a vivir en el limbo entre el Cielo y la Tierra. Al final del vía crucis, su amante deberá cargar con “la cruz” del recuperado cadáver, frente a los ojos censores del resto del pueblo, y con la única ayuda de un trasunto de Simón el Cireneo”.
Ricardo Bedoya