viernes, 6 de junio de 2008

Los niños y el cine


Interesante la información del diario argentino Clarín (www.clarin.com)

¿Se podría hacer aquí algo semejante?


"Desde el 14 de junio, en el Museo de los Niños del Abasto, comenzará a funcionar un club de cine para chicos de 6 a 12 años. Se trata de La linterna mágica, una asociación creada en Suiza en 1993 que tiene sedes en Alemania, Bélgica, Francia, Italia y España y cuenta con el patrocinio de la Unesco."El objetivo es acercar el cine y el arte en general a los más chicos, ayudarlos a tener una mirada crítica y de algún modo formar los espectadores del mañana", comenta el director de cine Andrés Feldman, uno de los coordinadores del proyecto en la Argentina.


El club, que ofrecerá una película por mes, cuenta con un listado de 60 películas de distintas partes del mundo y de distintas épocas, divididas en cuatro ciclos: "Para Reír", "Para Soñar", "Para llorar (pero no tanto)" y "Para tener miedo (un poco)"."De cada ciclo se muestran películas de distintas épocas -explica Feldman-. Por ejemplo la primera película que se proyectará, El navegante, de Buster Keaton, pertenece a 'las de reír'. Después los chicos verán otra de ese ciclo realizada en otra época diferente y luego otra contemporánea".


Cada función será animada por dos actores (el Sabio y el Ingenuo) que son acompañados por un artista invitado. Minutos antes de que empiece la película ambos realizan una animación que recrea uno de los aspectos importantes de la película.


La función dura una hora 45 minutos. Los padres los acompañan hasta la entrada del cine y los buscan al final. Para cuidarlos hay adultos listos para responder ante cualquier necesidad del chico. ¿Por qué solos? "Para que se sociabilicen entre ellos, la familia que va a al cine no se relaciona con otra familia". Otra razón es que el hecho de estar solos permite a los chicos reaccionar de manera más personal.


La inscripción incluye el abono a una revista mensual con datos de la película programada. "La revista llega a la casa del chico y a su nombre -explica Feldman-, algo lindo en una época en la que nadie recibe correo en su casa. A todos les gusta que llegue algo a su nombre".


La idea es que los chicos ayudados por la revista y las animaciones previas a las proyecciones sean capaces de apreciar obras con fama de difíciles como las de Murnau (Nosferatu) o Wu Tianming (El rey de las máscaras). Aunque en el listado figuren también películas más populares como E.T. o Querida agrandé a los niños."


Se consigna una página web: http://www.linterna-magica.org/.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Sí se puede, Sí se puede....!!!!

Sonia Correa dijo...

Sería interesante que se diera aquí algo similar, sobre todo para propiciar una generación de nuevos cinéfilos, para que desde chicos sepan que existe otro tipo de cine. Quizás la fundación Telefónica pudiera hacer algo. Tengo un hijo pequeño y trato que vea algunos clásicos de vez en cuando en el dvd. Ayer vimos en cable Oliver Twist de Reed y le gustó y hasta lo tomó de referencia para hacer sus comentarios del día. Le dije, por ejemplo, que en la cena me iba a comer todo porque tenía un hambre voraz. Me dijo "más bien, mamá, creo que vas a hacer como Oliver y pedirás más avena con cara de pena".

Anónimo dijo...

Gran idea, ojalá se pueda aplicar acá en un no lejano tiempo. Qué manera más justa de acercar a los niños con el cine.Las empresas privadas tienen la palabra..

Anónimo dijo...

yo tuve esa idea y la presenté a la casa mariátegui. De eso ya algunos años.
Iba a ser el primer cine para niños en lima. Pero bueno, no conseguí el apoyo suficiente y me embarqué en otros proyectos.
saludos