sábado, 5 de enero de 2008

¡Yo quiero mi llavero!


El comentario de un lector nos dio la pista. El mensaje decía:


"El blog Todo Cine de Claudio Cordero es un apéndice de las distribuidoras: ofrecen polos y llaveros de la Fox o entradas al cine. Con razón no dijeron ni pío cuando se les criticó en este blog. Qué verguenza!
4 de enero de 2008 16:55"



Luego de una búsqueda apareció el blog referido http://todocine.blog.terra.com.pe/ y nos dimos con la horrible sorpresa: el concurso de polos y llaveros de Alvin y las ardillas y Alien versus Depredador 2 organizado por el blog del director de la revista Godard! y Fox ya culminó y los felices ganadores deben estar disfrutando de sus premios.

¡Así no vale, pues! La próxima que avisen con tiempo para participar. Esas ardillitas hubieran sido nuestro mejor regalo de Navidad.

Páginas del diario de Satán


36 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Después de lo que aparece en el blog Todo Cine la revista Godard!
va a mantener el mismo nombre? Que pase a llamarse ya Alvin y las estrellas. Por lo visto, el responsable es más ardilla que cordero.

Anónimo dijo...

Llegaste tarde pues, piña. Yo si recogi mis llaveros!!!!

Anónimo dijo...

Buen pretexto para que Chacho se mande otra vez con lo de la independencia de la critica y bla, bla, bla....

Anónimo dijo...

Pero Paginas del Diario de Satan puede regalar DVD's, dicen que Contacto en Francia tiene unas persecusiones alucinantes!!!!!!

Anónimo dijo...

Una preg unta al anónimo del 5 de enero a las 19:11 : cómo se le llama a la conducta del señor Cordero, chiste, broma, engaño? Porque derepente todo es un juego
o es lo que en buen castellano se llama un vendido?

Anónimo dijo...

Métete de crítico y terminas en el negocio, hermano. Es el mejor camino. Pero todo vale, vivimos en
la época del neoliberalismo y la globalización, qué se creen León y Bedoya?

Anónimo dijo...

En otro tiempo se hubiera dicho que
lo de Cordero y Pimentel era una traición, ahora esa palabra puede
resultar muy dura pero es muy decepcionante que quienes empezaron
removiendo el espacio de la crítica
local terminen al servicio de las empresas distribuidoras. Bien se merecen una sanción moral.

Roberto A.

jaime dijo...

Desde hace un buen tiempo la crítica local parece dividida. Y esto sería positivo si se tratara de juzgar el valor de una película. Pero no: las diferencias parecen responder a una afrenta personal y satanizada. Desde sus tribunas preferenciales, unos a otros se lanzan dardos ponzoñosos y se mandan más de una chiquita de mal gusto, sin dar cuenta que tamaño enfrentamiento sólo interesa a seis o siete gatos en celo que, para colmo, pertenecen al mismo gremio. La crítica, por ser una híbrida mezcla de ideas y palabras, debe ser lo bastante sutil e inteligente para proponer algo más que simple chacota.

Anónimo dijo...

Efectivamente una sancion moral!!! por parte de ¿los moralistas????

Anónimo dijo...

Este Blog es mas de chismes que de cine. casi nunca se habla de cine, sino de lo que hacen otros.....

Anónimo dijo...

El problema central -lo que no quieren reconocer los defensores de Cordero- no es "venderse al sistema", sino hacerse pasar como anti-sistema. No sé si acá ha habido compra-venta. Pero sí hay una gran estafa. De parte de Cordero, por supuesto.

Anónimo dijo...

Quise decir que la revista Godard!
debía llamarse Alvin y las ardillas y no Alvin y las estrellas, ya que de estrellas no tienen nada ninguno de ellos y en cambio las ardillas son roedores
astutos y trepadores. No es una simple coincidencia la de los polos y llaveros de esa película, es casi la elección del nombre que mejor les va.

Anónimo dijo...

Que no se llame "Godard!" sino "Zemeckis!" o "Howard!"

Y no pasa nada con ese blog. Brunito Pinasco lo haría mucho mejor...



Hawk

Anónimo dijo...

si, yo quisiera que regalen mejor premios del festival de cine de lima, jejejeje, a me olvidaba eso es solo para los "compadres"

Isaac León Frías dijo...

No me voy a mandar otra vez con el tema de la independencia de la crítica que, por lo visto, parece interesar a muy pocos pues, recordando la frase (quién la dijo, Basadre, Martin Adán?) que dice "en nuestro país el dilema hamletiano no tiene sentido porque aquí ser o no ser es lo mismo", me da la impresión de que para muchos
lectores no tiene la menor importancia ser crítico y publicista a la vez, como lo viene demostrando Cordero, es decir, ser juez y parte de lo que se juzga al mismo tiempo, y en apariencia sin el menor escrúpulo de conciencia. Lo de Cordero me produce más consternación que indignación, pues nunca pensé que
llegaría a ese extremo en el que, en efecto, parece estar haciendo méritos, como señala un lector, para
convertirse en el publicista de la Fox. Por cierto, no tiene nada de objetable moralmente decidir ser
publicista de la Fox o de cualquier compañía, pero habiendo empezado con una supuesta posición crítica
recalcitrante en nombre, justamente, de la independencia del crítico, me parece por decir lo menos una contradicción y una inconsecuencia flagrantes.

Isaac León Frías

Ricardo Bedoya dijo...

Siempre que se plantean temas de fondo, polémicas con alguien u opiniones que contradicen alguna posición, llegan comentarios como este:

"Este Blog es mas de chismes que de cine. casi nunca se habla de cine, sino de lo que hacen otros.....

6 de enero de 2008 18:44"

Lo de los llaveros no son chismes. Está en el blog de Cordero y es un tema esencial para la crítica y el modo de ejercerla: ¿el crítico de cine es una pieza más de la campaña de marketing de una película cualquiera? ¿El director de una publicación de crítica de cine que se supone seria -al menos colaboran allí algunas personas respetables- puede afiliarse a la infopropaganda sin ningún reparo? ¿El reciente jurado Fipresci en el Festival de Río puede avalar sin más la agenda de promoción de una compañía de distribución?

En este blog se habla de cine y en extenso. El problema es que los lectores sensibles que se quejan del chisme, nunca opinan cuando se analiza y se reflexiona.

Por ejemplo, muchos echaron carbón para que se publicara la crítica de Una sombra al frente antes de su estreno. Como me negué a hacerlo, llegaron todo tipo de insinuaciones maliciosas de amiguismo o de temor de dar una opinión. Cuando se publicó la crítica no hubo un solo comentario, salvo el de Augusto Tamayo, que propició un debate interesante aunque, lástima, breve.

Como la crítica fue negativa, nadie dijo nada. Sospecho que si hubiera sido positiva, me hubieran llovido acusaciones de patería y demás.

Nadie comentó tampoco los ensayos sobre películas publicadas por colaboradores jóvenes. Ellos esperaban comentarios a sus textos y no llegaron.

Lo del blog de Cordero no es un chisme, hipócrita lector, es señalar un asunto que debe debatirse y sobre el que volveremos.

Ricardo Bedoya dijo...

Por supuesto que Bruno Pinasco lo hace mejor. Creo que lo que hace Bruno es irreprochable y útil. Él no se hace pasar por critico, ni nada por el estilo. Su función es promover películas y está bien que lo haga porque eso mantiene informado al público de lo que hay en las salas.

Anónimo dijo...

hay que deciir que buena parte de los comentarios del blog no están a la altura de lo que el blog propone. de los que firman, Hawk y
José Luis hacen buenos comentarios
y se extraña a Fermary y Eduardo Maldonado. no me4nciono a los críticos porque tienen mas peso,
aunque no siempre, en especial Contreras. soy de los que cree que
el asunto del blog de Cordero y la revista Godard! es un tema serio y que paginasdeldiariodesatan no lo debió tomar en chacota. eso hace
que algunos hablen de chisme y no es asunto de chisme. claro que ni Cordero ni los de Godard! dicen nada con el rabo de paja que deben tener.

j.c.

Anónimo dijo...

Es verdad eso de que en el perú no
existe el dilema de Hamlet, aquí casi todos son ni chicha ni limonada y Cordero y los de Godard
lo están demostrando una vez más.
Me pregunto como hay quienes pueden sacar la cara por ellos, claro que en el anonimato...

Anónimo dijo...

Sí Bedoya, el blog de Cordero es un asunto que merece debatirse, pero sin convertirlo en el tema más importante, el hombre ya cavó
su tumba de crítico de cine.

Anónimo dijo...

Isaac Leon Frias dice: "no se puede ser juez y parte de lo que se juzga al mismo tiempo". Me pregunto si esto tambien va para los criticos con amigos directores, entonces el Sr. Bedoya al criticar las peliculas de Lombardi, Tamayo, etc, ¿tambien sería juez y parte?
Vale la pena la aclaración

Jose Luis

Ricardo Bedoya dijo...

Las relaciones personales de un crítico y un cineasta no tienen que comprometer su opinión, salvo que el crítico sea un corrupto o un complaciente.

Creo que eso quedó claro con Una sombra al frente y la polémica que sostuve con Tamayo sobre la película en este mismo blog. Y luego de esa polémica no soy ni más ni menos amigo de Tamayo.

Tamayo, como Lombardi o Robles Godoy, saben que puede haber fuego cruzado en la crítica de una película, pero se trata de una discusión conceptual y no de ataques ni de agravios personales. Ni de elogios por patería. El crítico juzga una película y no a una persona. Si el cineasta se siente aludido personalmente, allá él.

Aquí se trata de otra cosa; de una vinculación comercial, de una campaña de marketing. De un crítico subido a las estrategias de venta de películas.

Anónimo dijo...

Eso tambien va para Alberto Servat que hace publicidad a las peliculas cuando lo mandan de viaje y luego hace su "critica especializada"

Anónimo dijo...

No llego a entender como es que no le queda claro a todo el mundo que
un crítico no puede estar ofreciendo polos y llaveros que forman parte del marketing de una
compañía. Eso es incompatible con
el trabajo del crítico. Para eso
que deje la crítica. Si va a ganar
más en el negocio, porque como
crítico se gana muy poco, está bien
y es su derecho, pero que no juegue
a ser dos cosas que no se pueden
conciliar.

Anónimo dijo...

Creo que un crítico hace siempre publicidad a una película cuando la comenta a favor, pero ese sería un efecto colateral de su posición como crítico. Lo que no puede ser posible es que el crítico se convierta en portavoz de una campaña que vende películas ofeciendo llaveros porque entonces demuestra que todo le da igual y que hace publicidad con sus opiniones pero también con sus concursos. Lo de Bruno Pinasco no es igual porque él es un publicista y vende de todo en su programa.

Isaac León Frías dijo...

Quisiera agregar algo más en relación a la pregunta de José Luis. En realidad, el crítico puede ser amigo de
directores, productores, distribuidores, dueños de cines..., de todos los que están en la actividad y no sólo
a nivel local. Es frecuente que los críticos y periodistas que recorren festivales de cine a lo largo del año
establezcan vínculos de amistad o cercanía con gente de todas partes del mundo. Y eso no significa que
no puedan expresar una opinión personal por desfavorable que sea. Que la amistad puede condicionar una
opinión, claro que sí, pero también lo puede hacer, sin necesidad de que se conozca a un director, un razonamiento de tipo nacionalista o paternalista, como sostienen algunos que piensan que al cine local hay que tratarlo con guantes de seda. Por cierto, lo que está en juego aquí es la honestidad del crítico y su disposición para sostener las propias opiniones, aún a riesgo de ser mal comprendido o rechazado. Nadie asume la crítica de cine para que lo quieran más sus amigos, como dirían sobre la escritura de sus novelas García Márquez o Bryce. Un ejemplo reciente: siento un enorme aprecio y simpatía por mi amigo Augusto Cabada y eso no me impide decir que Muero por Muriel es una película muy floja y que no estoy de acuerdo
con quienes la han considerado la mejor película peruana del año y no porque haya otra mejor. Ninguna merece ese calificativo.

Isaac León Frías

Anónimo dijo...

Existe alguna remota posibilidad de que pueda considerarse que un crítico puede ser independiente en un medio y poder también fungir de promotor o difusor de ciertos productos en otro medio.

Así, es difícil imaginar a Bruno Pinasco escribiendo un blog en el que no sólo informe sino tambièn critique con independencia las películas que promociona en su programa de TV. Pero no creo que sea un escenario imposible (salvo que haya ciertas presiones, directas o indirectas, de las distribuidoras para que no lo haga).

No creo que el caso de Cordero sea la excepción que confirma la regla. No afirmo nada, pero me resulta sospechoso que la película que pone como la mejor del año en su blog, La Lista Negra de Verhoeven (bastante buena a mi entender), sea la película que se anuncia a todo color en la contratapa de la última Godard! (que además está en cartelera y que seguramente es bueno promocionar alguito más con un primer lugar en el ranking).

Como ya se ha dicho, no es ningún pecado promocionar películas comerciales. Lo que sí me parece poco honesto es el discurso de crítico independiente cuando algunos ya no son críticos sino hombres de negocios. Si el hecho de tener que cubrir ciertos costos para mantener una revista implica perder independencia o tener que promocionar productos que en otra situación no se promocionarían, pues hay que dejar de hacer críticas para dedicarse de lleno al negocio.

Saludos,


Hawk

fermary dijo...

finalmente puedo decir que estoy de acuerdo con lo que dice el señor leon frias... "no estoy de acuerdo
con quienes la han considerado la mejor película peruana del año y no porque haya otra mejor. Ninguna merece ese calificativo"..+++

pero ese no es el tema aqui, sino el de cordero y su blog comercial de terra. entonces, vayamos por partes... debemos asumir que claudio cordero recibe un pago por su trabajo en el blog de terra, un sitio web comercial, que debe tener lazos igualmente comerciales con fox, warner y demas distribuidoras. entonces una de sus labores -como blogger de terra- es promover estos sorteos promocionales. sorteos similares, aunque no solo de llaveros ni polos, sino de entradas al cine los hacen otros sitios como toma uno y cinencuentro....

el problema llega porque cordero es ademas director de una revista de cine, critico, jurado en festivales, etc. claro conflicto ahi. es él quien debe responder. pero no lo hará directamente ahora que sus archienemigos (este blog) lo mencionan con sorna y burla. lo hara seguramente en su revista o en su blog, en el mismo tono, dandole su chiquita a ustedes cuando le den motivos.

el de fondo es un "tema esencial para la crítica" señor bedoya pero esa discusion no la esta iniciando usted aca, escribiendo ese post 'gracioso' (que no firma a nombre personal, ¿por qué?). lo que se busca con este post es burlarse de cordero (y bien ganado por cierto), no plantear una discusion seria, como lo comienzan a hacer recien en los comentarios.

sinceresen entonces señores, o entran a la onda chacota, que suele ser propia de los blogs (de los mejores), o mantienen la seriedad y formalidad que tanto exigen. o al menos mantengan una de estas posiciones en un post!! si la idea en éste era mofarse de cordero, siganlo haciendo. no nos cambien el discurso luego con eso de "la independencia de la crítica" y demas...

Anónimo dijo...

Del editorial de la última Godard:

"Hemos recorrido un largo camino pero nuestra opinión es personal y desinteresada como el primer día que empezamos. Quizás ha llegado la hora de que los críticos se hagan una autocrítica y abandonen la posición de guardianes del buen gusto que han adoptado tan gravemente. La intolerancia, la mezquindad y sobre todo el tufillo elitista de quienes ocupan algún pusto de poder son males que aquejan a nuestro oficio y conviene estar alertas para no repetir los errores de generaciones anteriores".

Esta es la declaración de principios que define a la nueva generación de críticos. Qué miedo.

Ahora bien, debo señalar que, a diferencia de lo que debe pasar con Isaac León o Ricardo Bedoya, yo sí compro Godard (al igual que lo hacía con Tren de Sombras) porque me parece que algunas de sus notas (sobre todo las dedicadas al cine clásico) son interesantes. Para alguien que sólo es un aficionado, no está nada mal, salvo por lo asuntos ya comentados.

Sin embargo, me gustaría saber de alguna revista similar en la cual críticos independientes y reconocidos como ustedes pudieran poner al alcance del público en general un producto de calidad que no necesariamente deje de ser accesible a todo el que quiera interesarse por el cine. No todos pueden leer un texto demasiado académico (aunque reconozco que las críticas de Ricardo Bedoya en El Dominical son bastante didácticas).

Creo que Godard llena (aunque sea de mala manera) un vacío: hay pocas revistas de cine que uno pueda comprar en Wong con el fin de informarse sobre las películas de interés y de obtener críticas independientes sobre la cartelera comercial. Hacerle la competencia no sería muy complicado.

Saludos,


Hawk

Anónimo dijo...

anonimo primero:

hAY QUE VER A ESTOS CRITICOS !no!. Se sacanlos ojos entre ellos. El sr Frias dice que el critique una pelicula dice no tiene nada personal con el director, Muy bien. Osea el puede conciliar las dos cosas. Perfecto. Y porque Cordero no puede conciliar su afán mercantilista con criticar peliculas. Claro que se puede . Y ya ven. El duerme tranquilo, sin cargo de conciencia. Total Porque no lo haria. Ahora resulta que los que exigen tolerancia,no son tolerantes. Vaya, vaya.

Anónimo dijo...

Alberto Servat es un critico indepediente???? Segun me cuenta, a él las distribuidoras lo mandan (igual que a Brnunito) para promocionar sus peliculas, pero igual hace critica de Peliculas, Y Bedoya y Frias no dicen nada...

Anónimo dijo...

Entonces Hawk, segun tu punto de vista Black Book es la mejor del año para Cordero pq esta en su revista??. Y claro pues, si fuera una mala pelicula no estaria, ¿no crees?, alguna vez has visto a una revista como El Amante promocionar en sus revistas algo que no les gusta???

Jose Luis

Anónimo dijo...

El anónimo del 8 de enero a las 13:17 dice que si el crítico Frías puede conciliar su amistad con un director con la opinión libre sobre su película, porque Cordero no puede conciliar su afán mercantilista con la crítica de películas. Por lo visto no sabe que
las empresas distribuidoras se valen de una serie de recursos para
orientar o "suavizar" la opinión de los críticos o presionan a las publicaciones con el retiro de los avisos en casos de comentarios desfavorables. Peor todavía si es que comprometen a un crítico en la
campaña del marketing, entonces no
esperen que Cordero diga en la revista Godard que Alvin y las ardillas es un bodrio, aunque lo piense.

Anónimo dijo...

Es verdad como dice Fermary que el
tema Cordero o se trata en serio o
se lleva a la chacota y me parece
que Bedoya lo ha lanzado mal, como
un motivo de burla y recién en algún comentario lo trata más en serio. En cambio León si lo trata en serio. Soy de la opinión que es
un asunto que debe tratarse en serio sin que eso indique que no se puedan hacer bromas o ironías que forman parte de las polémicas y le dan sabor.

Anónimo dijo...

El Amante?? la misma ¿revista? argentina que nombro a Tiburon de Spielberg la mejor pelicula de la decada del 70?? a esa ¿revista? la tomas como referencia???

Isaac León Frías dijo...

Quiero recordarle a Hawk que, a propósito de la polémica generada por mi crítica al ingreso de contrabando de un grupo de la revista Godard! a una función promocional de la Fox hace casi cuatro meses, dije en este
mismo blog que yo leía todo lo que se escribía en las revistas de cine de Lima, lo bueno, lo malo y lo feo.
Trato de leer, asimismo, todas las críticas que se publican en diarios u otras publicaciones y en los blogs.
No hago excepciones y Godard! la leo hasta la última línea, aunque todavía no he leído el número 14.
Al margen de la muy mala opinión personal que tengo de Cordero y Pimentel - que se refuerza con los
últimos hechos que han sido y son materia de debate- , reconozco que Pimentel no escribe mal (no es
el caso de Cordero) y que, cuando se libera un poco de ese sobrecarga contenidista que suelen tener sus
críticas, puede hacer observaciones atinadas.

Por otro lado, es verdad que Alberto Servat (y en menor medida Raul Cachay) asisten invitados a pre-estrenos
en Hollywood o para hacer entrevistas, pero hasta donde he podido advertir, nunca han condicionado su
opinión de una película a esas invitaciones y en muchos casos han sido bastante duros con ellas. Otra cosa es la parte informativa (y, ciertamente, promocional) que la sección Luces tiene, a veces en exceso, y que forma parte de la plataforma del diario. Se les puede reprochar la atención privilegiada al estrellato y a las películas de Hollywood, pero hay que admitir, asimismo, que Servat y Cachay no han dejado de hacer críticas (que deberían ser más enérgicas y frecuentes) a la distribución y que, incluso, propiciaron un debate que no pudo continuar porque ninguno de los distribuidores quiso decir nada, con lo cual no había posibilidad de diálogo. En cambio, y lo repito una vez más, jamás ha habido un deslinde frente a la distribución o al negocio del cine en general en las páginas de Godard! o en los espacios en que escriben sus fundadores.

Isaac León Frías