lunes, 14 de enero de 2008

Propuesta para una mesa redonda

Se ha suscitado una polémica. Se debaten asuntos que interesan a los miembros de la prensa cinematográfica y a algunos aficionados al cine.
Propongo a la Asociación de la Prensa Cinematográfica (APRECI) que organice una mesa redonda pública y abierta, a la que puedan asistir todos los que lo deseen, sobre temas concretos, con una agenda precisa, para debatir en persona, de viva voz, los asuntos en materia.
Aquí no hay una "campaña" contra nadie, ni rencillas personales. Se trata de opiniones enfrentadas sobre asuntos básicos como la relación entre la crítica y la publicidad y la vinculación entre los medios y la independencia de la crítica.
Bueno, pues, ¿por qué no sustentarlas en forma directa y sistemática, con un buen moderador de por medio?
Esperamos en este blog la respuesta, ojalá favorable, de Juan José Beteta, presidente de APRECI.
Ricardo Bedoya

39 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora si Bedoya propone al APRECI, despues de haberla ninguneado y calificarla en este mismo Blog como una agencia de viajes, y oponerse tajantemente a su creacion. Si los miembros del APRECI tienen algo de dignidad ni siquiera deberian leer este blog.

Ricardo Bedoya dijo...

Al anónimo de las 10.15

Nadie "debe" leer este blog, felizmente. Aquí nadie impone deberes por cumplir. No es este un boletín oficial ni una publicación de servicio público. Así que usted tampoco se sienta obligado a hacerlo, salvo que le guste crear bilis, como parece.

Le diré que su desinformación va aparejada a su capacidad para decir cualquier cosa.

En primer lugar, la Apreci ya estaba creada cuando apareció este blog así que mi supuesta oposición -de haber existido- resultaría por lo menos extemporánea.

Dos: fue Jorge Ayala Blanco el que calificó de agencia de viajes a Fipresci y no a Apreci. Si no conoce la distinción entre una y otra, busque e investigue para que pueda salir de su oscuridad.

Tres: Yo no pertenezco a Apreci ni perteneceré porque creo que un crítico de cine sólo se representa a sí mismo. Tal vez sea una actitud individualista, pero pienso así. Pero si Apreci me pide el apoyo para una actividad o para una causa que considere digna de apoyar, aquí estoy. Y eso sí lo he dicho antes en este blog.

Cuatro: ¿Cómo alguien puede oponerse de modo tajante al deseo de asociación de otros? Siendo un dictador, teniendo poder. No lo tengo.

Anónimo dijo...

Sr. Bedoya, para un debate se necesitan por lo menos dos personas con ideas diferentes. Que se sepa salvo la respuesta de Cordero a un tema puntual los aludidos no han dicho esta boca es mía. Acvaso por que se les agravio desde el saque.Y además se tiene por escrito la opinión de Isaac León que con la gente de Godard "no tiene nada que conversar". Para que no parezca una maniobra tanto Ud como el Sr. León deberían autocriticarse, no olvidemos que la cosa comenzó hace unos meses con una opinión de Isaac León que Ud ilustró con un desbordante envase de mermelada.
¿Mesa redonda con mermeleros y con los que no tengo nada que conversar?

Anónimo dijo...

Respaldo la propuesta de Bedoya. Creo que es hora de que se haga un
debate civilizado, con un buen moderador, sobre los temas de fondo: la independencia de la crítica, la relación con las distribuidoras, el estado de la cartelera local. Lo ideal sería que en ese debate estuvieran Bedoya, León, Pimentel y Cordero.

a dijo...

Esto me recuerda a la lamentable pelea que hubo entre los escritores limeños y los andinos.

Ojala sirva la mesa redonda.


Por otro lado: señor bedoya, su programa de tv “el placer de los ojos” bien podría durar media hora más.

Salu2

Anónimo dijo...

La propuesta está hecha. Que responda la APRECI.

Anónimo dijo...

León Frías le propone a Pimentel un debate publico sobre la crítica
en el que participen también Bedoya
y Cordero. Un buen lugar podría ser el Centro Cultural de la Católica.

Anónimo dijo...

Señores criticos
(espero no censuren mi comentario)

Ustedes cuentan con la sala de Ventana Indiscreta y con otros ambientes de su universidad para organizar todos los debates, mesas redondas y eventos que se les ocurra.

¿Por qué ustedes mismos no hacen de organizadores? Deberían aprender de sus colegas porteños de El Amante, que llevan a cabo sus actividades sin indisponer a terceros.

saludos

Anónimo dijo...

Ya los voceros de Godard están haciendo reparos a un posible debate: que León puede ser el padre de Cordero y Pimentel. Pobrecitos Cordero y Pimentel, muy sueltos por escrito, pero qué pocos
cojones.

maria eugenia dijo...

no conozco de estos dimes y diretes de este mundo de criticos, solo se que la semana pasada se dicto el taller gratuito del talentoso Javier Corcuera en donde se toco el tema de financiamientos, apoyo estatal , temas relacionados a lo tecnico, valores eticos y una de las conclusiones fue con respecto a la union de los cineastas. Menciono que Ecuador tiene el festival mas importante de A. Latina de documentales. Si dejamos de lado las peleas y pensamos en lo que le conviene al pais podriamos hacer algo. Es una verguenza el estado del cine peruano (al margen de encomiables esfuerzos individuales), pero peleando no se conseguira nada.
Apoyo el debate, ojala se haga.

Anónimo dijo...

Yo haría un llamado a la mayor moderación posible en un debate que me parece importantísimo. Creo que es una buena oportunidad no para que se saquen los ojos sino para poner en el tapete temas cruciales e intercambiar ideas discrepantes, Muchos aficionados y lectores de este blog, de la revista Godard! y otras se verían
beneficiados. A pesar del calor de la polémica en los últimos tiempos,
los señores Bedoya, león, Cordero y
y Pimentel deberían darse un baño de agua fria y prrepararse para un debate que no no será el duelo en el OK Corral pero puede ser un
buen y aleccionador intercambio de posiciones.

Ricardo Bedoya dijo...

Respuesta al anónimo de las 8.02

Un debate, discusión o mesa redonda, debe llevarse a cabo en el lugar que establezca el organizador, acaso contando con el acuerdo de los participantes. Eso, para que nadie diga que no hay neutralidad. Propuse a Apreci como organizador porque creo que puede dar garantía de imparcialidad en la designación del lugar (a mi me da igual donde sea) y de moderador (puede ser el mismo Juan José Beteta, o Gabriel Quispe, los principales directivos, o los que ellos designen).

Anónimo dijo...

Creo que un debate es muy importante y orientador, siempre que se fijen reglas claras. No creo que la sala La ventana indiscreta sea el mejor espacio
porque pertenece a la universidad en la que están León Frías y Bedoya.

Anónimo dijo...

Parece que Pimentel y Cordero...no
se oye padre...

Isaac León Frías dijo...

Al anónimo del 14 de enero a las 11:51 quiero decirle que no tuve ninguna intención de agraviar a nadie cuando cuestioné el ingreso de la sala Ventana indiscreta al
estilo delincuencial, " metiéndose por la ventana" y sorprendiendo. Además con engaño previo. De no haber sido por ese episodio, yo no hubiera dicho nada, como no he dicho nada de Cordero ni de Pimentel en muchos años.
Es falso eso de la campaña de desprestigio. El desprestigio lo fomentan ellos mismos con ese supuesto desdoblamiento de Cordero en crítico y publicista y con la
clara claudicación de esa revista ante el imperio de las transnacionales.
Es cierto, como dije, que yo no trato con ellos (no tengo trato desde que me agraviaron con infundios en los primeros números de Godard! y en espacios públicos), pero hago de tripas corazón y propongo un debate lo más alturado posible. Creo que es
el momento de precisar una serie de temas que están en el candelero
para los interesados puedan confrontar las posiciones.

Isaac León Frías

Anónimo dijo...

No creo que Cordero y Pimentel acepten el debate porque saben que su posición es débil, sobre todo si la van a sustentar ante un público integrado por críticos e interesados en el buen cine.

Anónimo dijo...

"el imperio de las transnacionales", suave con ese discurso. Cada vez Leon y Bedoya se parecen a Humala.....

Anónimo dijo...

Má verguenza que Cordero y Pimentel da la APRECI: han pasado dos días y son incapaces de dar una opinión al respecto. De nuevo el pasapiolismo, de nuevo el ocultar la cochinada debajo de la alfombra...

Anónimo dijo...

curioso el anónimo de las 12:51, me hace recordar a los fujimoristas, que ven a terrucos y caviares en cualquier discurso que se les oponga. Parece que los defensores de Godard! tienen un pensamiento neoliberal/yuquimorista recalcitrante.

fan de milene dijo...

propongo como moderadora a milene vasquez... pueden verla en accion en el programa de concurso de canal 20 de cable magico, donde ha participado hace poco el critico de cine ROdrigo Bedoya. que alguien lo suba a youtube!!!....

Anónimo dijo...

Y qué fue del debate? Aceptó APRECI? Se manifestaron los Godard?

Habrá una fecha límite para hacerlo?

Anónimo dijo...

Conozco la posición de los godard! de primera mano. No habrá debate, pues se cree suficiente las cartas que emitieron en La cinefilia no es patriota. Cerrado el tema?

Anónimo dijo...

Pimentel y Cordero se mueren de miedo. Van a ver que no van a decir esta boca es mía. Ya Bedoya los cataneó a su gusto en la Universidad de San Marcos.

Anónimo dijo...

Sigue el silencio absoluto. No creo
que haya debate.

Anónimo dijo...

No creo que Pimentel y Cordero se atrevan a debatir con los mejores polemistas (por escrito y oralmente)de nuestro medio cimnematográfico. Si ni siquiera responden a los argumentos escritos
y se defienden hablando de una campaña, como si la opinión polémica de Ricardo y Chacho León
fuera parte de una campaña (¿financiada por quién?, porque las campañas son operaciones planificadas y financiadas). Pimentel y Cordero no se dieron cuenta c on quienes se metían cuando salieron oponiéndose a los
críticos mayores. Aunque creo que
antes y ahora, Chacho y Ricardo tienen la mayor parte de la razón
en la confrontación, me parece que hay un exceso pasional en los dos.
En Ricardo es más explicable porque es más impulsivo, pero a Chacho lo deben haber sacado de quicio porque es un tipo muy ponderado. Claro que los argumentos
de sus textos contra Cordero son
verdaderamente irrebatibles, pero habría que pedirles un poco de moderación, está bien que mantengan el espíritu polémico pero también es importante mantener un tono menos agresivo y que las razones predominen sobre la antipatía personal.

Anónimo dijo...

Además de Pimentel y Cordero que guardan absoluto silencio, Juan José Beteta tampoco ha dicho nada sobre la invitación a debatir temas que no tienen nada que ver con la inventada campaña de descrédito que acusa Pimentel cual
vírgen acosada, cuando fueron ellos dicho por boca de Cordero los
que publicaron la revista Godard!
con el principal propósito de oponerse a las posiciones de la
crítica de la época. Bueno, pues,
que digan claramente cuales son las razones de esa oposición.

Anónimo dijo...

no actualizas los comments Bedoya,
ni te has enterado de que Cordero y Pimentel aceptaron el debate, ja,ja. esos ni de a vainas, temblarían de miedo...

Isaac León Frías dijo...

Al anónimo amigo del 20 de enero a
las 9:06 quiero decirle dos cosas:
primero, que ni Bedoya es tan impulsivo ni yo tan ponderado. Y segundo, creo que las razones han predominado ampliamente sobre la antipatía personal.

Isaac León Frías

Isaac León Frías dijo...

Ante el silencio de Pimentel y Cordero, propongo que se organicen
varios debates en torno a los temas planteados en los que se invite a los responsables de los principales blogs (Cinencuentro, La cinefilia no es patriota, También los cinerastas empezaron
pequeños)así como a los críticos de diarios y revistas: Alberto Servat y Raul Cachay, de El Comercio, Andrés Cotler, de Somos,
José Tsang, de Caretas, Alonso Eizaguirre, de Perú 21, Enrique Silva, de Correo, Raul Lizarzaburu,
Jaime Luna Victoria, Emilio Bustamante, Natalia Ames, etc. Se podría hacer un programa con tres o cuatro mesas redondas. No se puede esperar a que la APRECI sea
el organizador.

Isaac León Frías

Anónimo dijo...

Muy mal por parte de Cordero y de Pimentel y mal también de parte de la APRECI que por lo visto no tiene capacidad de respuesta. Se esté de acuerdo o no León Frías y Bedoya salen ganando, pues Cordero y Pimentel no han respondido a las crfíticas de fondo que se las he hecho o han respondido de forma evasiva y como si fuera una campaña de descrédito y por último le han corrido al debate.

Anónimo dijo...

Me parece bien el debate y las mesas redondas, pero creo que deberían ser más proactivos para su organización. Postear y efectuar invitaciones formales a esos blogs (Servat y Cacahy tienen los suyos en la web del Comercio).

Que no quede sólo en una declaración...

Anónimo dijo...

Más allá de coincidir con Ricardo Bedoya e Isaac León en sus críticas al director de Godard, me gustaría preguntarles qué cosa esperarían de una mesa redonda como la convocada. O, más bien, cuál sería su propuesta. Lo digo como un simple aficionado al cine.

Me queda claro que no pueden obligar a los señores de Godard a no ser publicistas. Ni tampoco los pueden obligar a presentar sus críticas y opiniones de determinada manera. Y la gente ya sabe quién es quien en la crítica peruana. y creo que un debate entre críticos no trascendería mucho que digamos. Y creo que tampoco es su objetivo hacer que los boten de la APRECI (que no aprecian mucho que digamos).

No me gustaría que esas mesas redondas sean sólo un ajusticiamiento público de Pimentel y Cordero. Como dije en algún post pasado, algo bueno debería sacarse de este debate. Y hasta el momento no me parece advertirlo (más allá de saber quién es quién en la crítica, cosa que me parece ya quedó clara, al menos en un pequeño círculo).

Sonará a cliché o slogan político, pero ya hay que pasar de la protesta a la propuesta. Hace algún tiempo se criticaba el pobre nivel de la cartelera local pero cuando se propuso que los críticos promovieran una denuncia a INDECOPI (usando los mismos argumentos que sirvieron para sancionar a las distribuidoras en España y prohibirles prácticas abusivas), la cosa quedó en nada.

Ya sabemos que los críticos no son distribuidores, pero algo hay que hacer, no? Diagnósticos y análisis de la cartelera ya hemos tenido bastante. Lo importante ahora es ver si se puede hacer algo al respecto.


Saludos,



Hawk

Anónimo dijo...

que tal corrida la de Pimentel y Cordero, qué dicen ahora sus ayayeros?

Anónimo dijo...

Una lástima lo ocurrido con la propuesta de debate. Pienso que nació muerta, mucho carga personal.
Isaac León plantea una serie de mesas redondas que ojalá se realizen para que pueda explicar algunas sabrosas ideas que desliza en su texto "La crítica y la imposición de ideas". Entre otras perlas León dice "...toda crítica es elitista" y "Somos pocos y además con muy escasas tribunas".
Esta visión del papel del crítico que tiene León es arcaica, por decir lo menos. En sociedades como la nuestra en la que los mass media cumplen el rol de defensores y propagadores de la ideología dominante lo que corresponde es la intervención pública del intelectual para crear corrientes de opinión pública favorables al desarrollo de las industrias culturales. Lo que hacen, por ejemplo, Ricardo Bedoya y, con una crítica mediatizada, la gente de Godard. Limitar desde el comienzo uina opinión para solo un público "...informado, inteligente..." es no solo discriminatorio sino además contraproducente.
Y creo saber de lo que hablo, he organizado actividades culturales que muchas veces fueron obstaculizados por el INC, Municipios, etc ante lo cual se tuvo que recurrir a cartas públicas de reconocidos intelectuales que permitieron inmediatamente superar esas dificultades. Y es que no solo se trataba de los nombres de los intelectuales sino de la presión pública que convocan. No me sorprende entonces que poco puedan lograr los cineastas en su cruzada por una mejor cartelera fílmica si están dirigidos por críticos como Isaac León que confiesa escribir y actuar solo para una élite.
Pregunto ¿Isaac León plantea mejorar la cartelera fílmica sólo para la élite que representa? ¿Qué plantea para los que no somos ni informados ni inteligentes?
¿El Perú sólo está formado por los estudiantes de la de Lima, la Católica y los poquísimos críticos de cine más sus círculos de amigos? ¿Y los habitantes de los conos, las provincias, los estudiantes de las universidades nacionales? Ah. verdad, me olvidaba, no son ni "informados" ni "inteligentes".
Cuanto bien le haría a Isaac León darse una vuelta por los conos, enseñar en alguna universidad pública o asistir a una fiesta chicha. Creo que así podría cambiar algunas ideas que por su sesgo discriminador debilitan su impecable discurso teórico. Ideas tan rancias que lo han llevado a decir que es Chacho solo para los amigos. Comprensible en alguién que se alucina exclusivo y más que los demás. Inimaginable en quienes quieren servir a las mayorías como Gabriel García Márquez quién de seguro nunca diría Gabo solo para los amigos.
Ernesto

Anónimo dijo...

Esperamos en este blog la respuesta, ojalá favorable, de Ventana Indiscreta para el dia y la fecha de esta mesa redonda.

Isaac León Frías dijo...

Una respuesta a Ernesto:
No sólo la crítica de cine es elitista en un país como el nuestro, lo es cualquier modalidad de crítica (incluso la crítica de rock) lo es el periodismo de opinión en su conjunto (qué porcentaje de lectores lee las columnas editoriales firmadas y no firmadas de los diarios?), lo es el conocimiento especializado, e incluso el que es materia de divulgación como el de las columnas de Tomas Unger en "El Comercio". No estoy emitiendo una opinión o un deseo, Ernesto, estoy dando cuenta de un hecho que se puede comprobar, además, en todas partes, en mayor o menor medida, claro, porque la situación económica, educativa y cultural no es igual en todas partes.
Otra cosa es que en algunas situaciones concretas la opinión del crítico o del intelectual pueda tener algún efecto más preciso y puntual. O que un
colectivo de escritores o artistas se pronuncie sobre ciertos temas.
Estadísticamente son muy pocos los
que ven películas con un propósito que no sea el de la diversión inmediata y pasajera. Ese no es mi deseo, Ernesto, es la realidad. Ya quisiera yo que la crítica pudiera acceder a sectores más amplios, pero eso supondría que las cosas fueran muy distintas a lo que son en el terreno socio-económico, educativo, cultural y específicamente cinematográfico.

Por lo demás, yo no me alucino exclusivo si eso significa especial,sobresaliente o por encima de nadie. No pienso que la crítica deba imponerse a nadie (como sostenía Cordero que yo quería o pretendía hacer), sino todo lo contrario: creo en la crítica como una práctica democrática con la que los lectores pueden estar de acuerdo o discrepar. Los críticos no somos misioneros ni propagandistas. Somos
cinéfilos (no todos, tampoco) que trasmitimos nuestra opinión sobre las películas y el mundo del cine y que en algunos casos protestamos, cuestionamos o discutimos, sin hablar en nombre de nadie que no sea el nuestro. Y
el mío es Isaac León Frías y sí Chacho para los amigos porque no ando divulgando mi apelativo familiar y amistoso, pero no me opongo a que me llamen así los que quieran hacerlo, pero ni soy Gabo
ni me siento en capacidad de servir a las mayorías,

Anónimo dijo...

Buena Chacho, siempre claro y preciso. No te van a ganar, compadre.

Anónimo dijo...

No practico la cultura del litigio ni intento, personalmente o por ayayeros, sacar la lengua y gritar te ganeeé, te ganeé. Me parece que lo que se trata es de intercambiar ideas y rescatar lo valioso e importante de ese intercambio. En este caso a mi me queda claro que Isaac León ha defendido su condición de crítico de élite y no está en su agenda opinar y actuar para las mayorías. Me parece un error por que debilita su opinión crítica a la actual cartelera cinematográfica. Pero en fin, es su opción y que le vaya bien; por que habría que ser muy tarado para no valorar todo lo que ha aportado al desarrollo de la crítica fílmica en el país. Sin embargo insisto que se está quedando desfasado y algunas de su opiniones tienen ese aroma rancio que caracteriza a la crítica literaria del siglo XIX.
Con el respeto que se merece.
Ernesto

Anónimo dijo...

a VER eRNESTO, DAME un EJEMPLO DE CRITICO popular, DEL pUEBLO, al servicio del progreso...Creo que esperare sentado.