jueves, 10 de enero de 2008

Carta de Claudio Cordero

Aunque no ha sido remitida a este blog, publicamos esta carta abierta escrita por Claudio Cordero. La hemos tomado del blog La cinefilia no es patriota y la publicamos aquí porque es elemental que así sea: si criticamos una posición, es preciso conocer el descargo.

En lo que a mi respecta, no pienso volver a tratar el tema del blog de Cordero en Terra porque sería entrar a analizar motivaciones personales, condiciones de trabajo, y asuntos que en realidad es imposible discernir porque se mueven en el ámbito de lo privado. Y allí no pienso entrar. Sólo quiero precisar una cosa: nadie insinuó que su opinión hubiera estado comprada, pero sí que existe una incompatibilidad entre la crítica y la publicidad.

El blog, por supuesto, seguirá discutiendo actitudes y posiciones generales sobre la critica.

Ricardo Bedoya

Carta abierta de Claudio Cordero
Ante las denuncias hechas contra mi persona por el señor Ricardo Bedoya en su blog Páginas del Diario de Satán, me veo obligado a salir al frente para rechazar sus comentarios tendenciosos que pretenden desinformar al público y desacreditar mi trabajo como crítico de cine. Quiero dejar en claro mi posición sobre el tema; no deseo tomar parte en una carrera de infamias y agravios personales.


Ricardo Bedoya ha pretendido confundir a sus lectores con una acusación aparentemente razonable: ¿cómo es posible que un crítico de cine le haga publicidad a un estreno comercial?, ¿dónde quedó la independencia del crítico cuando se dedica a promocionar Alvin y las Ardillas? La denuncia sería atendible si el blog Todo Cine (en el cual trabajo) se presentase como un espacio de crítica. Pero esa no es la identidad del blog ni su propósito.

Todo Cine no es propiedad de Claudio Cordero como Páginas del Diario de Satán sí es de Ricardo Bedoya. En lo absoluto. Todo Cine pertenece a Terra y Terra me ha contratado por 1 año para ofrecer un servicio: elaborar los contenidos de un blog de actualidad cinematográfica que se dirige a un público muchísimo más amplio que el que va a la Filmoteca de Lima o a la Ventana Indiscreta. Es decir, tiene un perfil totalmente diferente al de otros blogs especializados locales y muy respetables como También los Cineastas Empezaron Pequeños o La Cinefilia no es Patriota.
Todo Cine no es El Club de las Películas Caletas; es un encargo que cumplo con entusiasmo y profesionalismo porque también laboro como periodista y comunicador social. Ya antes he sido colaborador del suplemento Ellos y Ellas de Caretas, donde también escribí sobre cine comercial pero sin hacer críticas ni dar mi opinión personal. Pero quizás Bedoya no leía Ellos y Ellas y por eso dejó pasar semejante bocadillo.

Ahora bien, Terra y Claudio Cordero buscan promocionar Todo Cine y captar un público fiel. ¿Qué hace cualquier programa de radio y de televisión que no es subvencionado por el Estado?: organizar concursos que premien a sus consumidores. Esa no es la principal función del blog, pero es una estrategia eficaz que deja contentos a mis empleadores y a los lectores que quieren llevarse algún merchandising de su película favorita. La pregunta del millón es: ¿dónde está la prueba de que mi opinión como crítico ha sido comprada por un puñado de llaveros?, ¿dónde está la crítica gloriosa a Alvin y las Ardillas o Alien Vs. Depredador? Pues en ninguna parte.
Entonces, dirán algunos, ¿cómo es posible que las distribuidoras compartan su material publicitario con alguien que escribe comentarios desfavorables de sus películas? Quizás ocurre que estas empresas son lo suficientemente profesionales y tienen la madurez suficiente para distinguir, y sobre todo respetar, que una cosa es mi trabajo como crítico y otra mi trabajo como periodista cinematográfico

Entonces, ¿por qué el señor Bedoya y el señor Isaac León me denuncian con tanto fervor?, ¿es que soy culpable antes de siquiera dar mi declaración? Bedoya y León, ambos ex profesores míos de la Universidad de Lima, debieron guardar sus suspicacias para el día que proclamase obra maestra a Alien Vs. Depredador o le otorgue el premio de la crítica a El Bien Esquivo.
Desde luego ellos seguirán atacándome, tal como lo vienen haciendo desde hace 7 años, cuando apareció el primer número de Godard! Yo sé que ellos son ávidos lectores de mi revista y hasta la leen con lupa, algo que siempre se agradece, sin embargo me desconcierta que no hayan leído mis artículos en contra de varias películas de las “majors”; está claro que quieren acomodar los hechos a la versión que mejor les conviene.

Godard! no nació como una revista antisistema de las distribuidoras o de la cartelera comercial, nació como respuesta a las opiniones dominantes de la crítica especializada, y seguirá siendo una alternativa al establishment que aún perdura y que quiere imponer sus ideas. En todo caso, Todo Cine, a través de Claudio Cordero hasta que Terra lo considere pertinente, seguirá ofreciendo premios y presentando la sección Críticas con opiniones a favor y en contra de las películas, sin importar su procedencia.

No existe incompatibilidad entre ambas funciones. El respeto a mis lectores pasa por ofrecerles un blog actualizado, con información de calidad y comentarios inteligentes. Pero también una ética: no intentar engañar a mis lectores ni manchar la reputación de terceros.
Si el señor Ricardo Bedoya aún quiere su llavero, tendrá que pedírselo a Fox.

Atentamente

Claudio Cordero

31 comentarios:

Anónimo dijo...

He revisado el blog del señor Cordero y que no nos venga con que no influye su "opinion crítica" en el mismo. Basta con revisar su TOP 20 de estrenos del 2007 para desmentir toda su carta abierta en respuesta a las acusaciones del señor Bedoya. Además, el señor Cordero solo tocó superficialmente el tema que el señor Bedoya ha abordado más profundamente, que es el de la editorial de la revista Godard!

Ahora, es verdad que Godard! y el blog de terra son dos cosas distintas. No he leído la revista Godard! más que una vez el año pasado. Habría que ver si ahí también ofrecen llaveros y polos.

Pero igual, en mi opinión, creo que no es muy ético que digamos el promocionar una película por un lado y el criticarla (o dejar de hacerlo)por el otro. Ahí hay inconsistencia.
- O. Cuculiza.

Anónimo dijo...

Vaya, una respuesta mesurada a un ataque gratuito. Creo que se nota de lejos quien queda mal en este entuerto, Sr. Bedoya.

Anónimo dijo...

Pienso que Claudio debe renegociar su relación con Terra; siempre hay formas de dejar claro que la publicidad lo es con recuadros separados o llamadas al estilo de los banners. Lo que no resulta conveniente es que él mismo convoque a los concursos.
Es una sugerencia.

Anónimo dijo...

Al parecer, Claudio Cordero no tiene bien claras las cosas o no las entiende. No se puede ser juez y parte. O eres crítico o eres publicista. Finalmente, el asunto pasa por una cuestión moral. No me parece válido que una persona que ha sido jurado en el Festival de Cine de Río de Janeiro ande regalando llaveros y polos escudándose en un blog supuestamente informativo. Además, la Asociación de Prensa Cinematográfica Peruana (APRECI) me parece que prohíbe expresamente que sus miembros actúen como publicistas cinematográficos.

Anónimo dijo...

La respuesta (o excusa, más bien) de Cordero es "mesurada" porque sería bien conchudo si se pone a atacar a Bedoya con tremendo rabo de paja.

Lo que ha dicho Cordero, supuesto paradigma de la nueva crítica cinematográfica, es que al ser empleado de Terra, tiene que ceñirse a las reglas que Terra le da para construir su blog, lo cual incluye seguramente sortear entradas, regalar llaveros, etc. ¿Podría Cordero regalar entradas de Alvin y las Ardillas y al mismo tiempo decir que es una mala película o que no recomienda verla? Tendría que pedirle permiso a Terra?

Resulta paradógico que diga luchar contra el "establishment que aún perdura y que quiere imponer sus ideas" y se dedique a promover películas de las grandes distribuidoras que son precisamente las que abusan de su posición de dominio en el mercado y han contribuido al deplorable nivel de la cartelera limeña.

Estoy de acuerdo con Cordero en su idea de que un blog o una revista puede (o debe) estar dirigido a un público masivo. Pero asumir que ese público masivo sólo puede ver Soy Leyenda o Alvin y Las Ardillas no es la mejor forma de respetarlo.

Las cosas no son blancas o negras. Hay películas de la cartelera comercial que son muy buenas y hay películas del circuito cultural que tranquilamente podrían exhibirse en cualquier cine con buenos resultados.



Hawk

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con O. Cuculiza y con Hawk y, por supuesto, con el artículo de Bedoya. A mi me parece que Cordero
se ha convertido en un empleado de
la distribución comercial disfrazado de crítico.

Anónimo dijo...

No entiendo el postulado de Hawk cuando dice ¿Podría Cordero regalar entradas de Alvin y las Ardillas y al mismo tiempo decir que es una mala película o que no recomienda verla? Tendría que pedirle permiso a Terra?...me parece extraño viniendo de alguien que tiene algun conocimiento del mercado cinematografico. O es que acaso no hace lo mismo el comercio (cuando promociona y critica peliculas) o todas las revistas comerciales del mundo. Fotogramas propociono hasta el hartazgo Piratas del Caribe y despues le metio palo. Alguien reclamo??, o es que todos los criticos de todo el mundo de todas las revistas y diarios son unos vendidos????

Jose Luis

Anónimo dijo...

Dos cosas muy graciosas: Cordero hablando de él mismo en tercera persona (al mejor estilo Humala) y diciendo que no existe crítica elogiosa a Alien Vs Depredador ni a Alvin y las ardillas. No es que no exista crítica elgiosa: es que no existe crítica, porque hay que ser bien doblecara para escribir mal de una película de la cual uno ha estado regalando llaveritos. La opinión, de por sí, ya está comprada. Y otra cosa: Cordero entiende que ser periodista cinematográfico es regalar vainas. Si el pata no entiende que hay una diferencia entre informar y regalar cosas, alla él...

Anónimo dijo...

uy, poniendo nuveos posts mas seguidos q antes, se nota que quiere enterrar este asunto, Ricardo.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Una aclaración adicional: Dice Cordero en su carta que lo vengo atacando desde que apareció la revista Godard! hace siete años.
Que presente pruebas y que diga dónde, cuándo y cómo. Salvo en el
debate sobre la independencia de la crítica -sobre lo que no ha dicho nada hasta ahora- motivado
por su vergonzosa presentación en una función promocional de la Fox y
que se ha ventilado en este blog en los últimos meses, nunca en estos siete años me ocupé de ese
sujeto.

Isaac León Frías

irene v dijo...

La carta de CClaudio Cordero empeora las cosas. Hay que entender entonces que si Terra pone dinero en la producción de una película él tendrá que decir que es excelente de cinco estrellas.

No contesta lo del editorial de Godard que leo desde el prier numero. Ellos quisieron ser como HOra Zero, siguiendo el ejemplo del padre de uno de los directores, y dijeron que el cine peruano era una basura y que ellos lo iban a cambiar pero han pasado los años y no han hecho nada. Atacaban a Lombardi como si fuera el representante de too el mal del cine peruano pero ahora lo alaban. Cordero dice en el Godard que están vendiendo ahora que Cabada es el guionista de las mejores películas de LOmbardi. ¿Si era tan malo como es que ahora tiene mejores peliculas?

Oscar Guarderas (peruano en Buenos Aires) dijo...

¡No pueden estar discutiendo en Perú cosas tan elementales!

Imaginen a Carlos Boyero haciendo una crítica y luego regalando merchandising de Harry Potter, y a Rosenbaum aceptando promover una película que haya anunciado publicidad en el Reader.

Aquí, Diego Lerer y Diego Battlle son citados hasta en los carteles de publicidad porque escriben en medios que reciben muchos avisos, pero nuna los he visto en concursos.

Anónimo dijo...

Antiestablishment dice Cordero que es Godard; tiene que cambiar ese rollo porque no se cree; es mas conservadora que Lourdes y Rey juntos

Anónimo dijo...

José Luis,

Estaba formulando el cuestionamiento en el caso específico de Cordero. Me queda claro que puede haber ciertos medios que promocionan películas y las critican, pero como dice un anónimo, en el caso de Cordero ni siquiera hay crítica.

Por lo demás, habría que distinguir el medio de la persona. El Comercio puede tener una sección de promoción y una columna de crítica. Lo que sería impensable es que en la columna de Alberto Servat se promuevan concueros para regalar polos.

Cordero dirá que su blog no es de crítica sino meramente informativo, pero basta revisarlo para darse cuenta de que sí tiene crítica, sólo que ésta es bastante más light (pues el público masivo, a su entender, necesita eso).

Anónimo dijo...

Es el ABC de la ética periodística. Incompatibilidad total entre la opinión y el mercadeo.

Es como el canje. Doy para que des. Doy objetos para que sortees ( no dinero) y a cambio tengo promoción y docilidad.

Las compañías no sobornan al crítico ni compran su opinión ordenándole que hable bien de una película. Ya no tienen necesidad de eso porque hacen algo peor: lo castran poniéndole cadena y bozal y se vuelve como perrito agradecido.

Cordero quizás puede decir la verdad cuando dice que no lo han comprado pero no puede negar que no está metido en una caja de regalo como mascota.

Anónimo dijo...

Por si acaso el anónimo de las 7:50 es mío.

Cordero dice en su carta que "La denuncia sería atendible si el blog Todo Cine (en el cual trabajo) se presentase como un espacio de crítica. Pero esa no es la identidad del blog ni su propósito".

Sin embargo, en Todo Cine se puede leer: "Soy Leyenda logra estremecernos con su visión apocalíptica del género humano y presenta otra actuación formidable de Will Smith, casi tan buena como las de Ali y En Busca de la Felicidad".

Es o no es crítica? O es una crítica que, por ser dirigida al gran público, debe ser distinta de la opinión dirigida al público "informado"?


Saludos,


Hawk

Anónimo dijo...

May pa todos....

Anónimo dijo...

Bueno, al parecer todo sigue igual.
Tras los llaveros, Cordero sortea afiches de American Gangster, la pelicula que aparece en la portada de su revista

¿alguien se apunta?

Anónimo dijo...

No convencen las explicaciones de Cordero, se nota que hay demasiada
cercanía con las empresas de cine
y da la impresión de que habría una especie de acuerdo entre Cordero y esas empresas para oponerse a los críticos que llama elitistas. Dice que la revista nació para oponerse a esos criticos
¿Pudo estar financiada por esas empresas? Parece todo muy sospechoso. No se qué opina el señor Bedoya que conoce mucho más ese trasfondo para mí un poco oscuro.

Roberto A.

Anónimo dijo...

Dice Cordero que la revista Godard!
nacio para oponerse a los críticos que quieren imponer sus ideas y eso es una tontería porque de qué amnera se pueden "imponer las ideas" a través de las críticas.

Anónimo dijo...

o sea qeu Godard! nacio´para oponerse a las ideas dominantes y para imponer las suyas. que tal roca!!

Anónimo dijo...

No se puede jugar con fuego señor Cordero y eso es hacer críticas y promoción de películas al mismo tiempo. eso de promover polos y llaveros es indigno de un crítico.

j.c.

Anónimo dijo...

Que se pronunce la Asociación de Prensa Cinematográfica Peruana (APRECI), cuyos directivos hasta ahora no han dicho nada de la total falta de ética de Cordero.

Anónimo dijo...

Qué responde Cordero a los artículos Hablando en serio y
Las voces disidentes? No se puede quedar callado porque el que calla otorga...

Anónimo dijo...

Cordero no va a responder en su blog de Terra porque no lo dejan tratar estos temas. Tampoco va a responder en Godard! porque eso obligaría a que la revista toque un tema (el del rol de la crítica y su posición frente a las distribuidoras) que nunca ha querido tratar.

Si tiene algo más que decir tendrá que pedir nuevamente espacio en un blog ajeno. O crear su propio blog independiente (aunque no creo que Terra lo deje).


Hawk

Anónimo dijo...

La carta de Cordero es un claro manotazo de ahogado ya que quiere defender lo indefendible o se cree la Belle de jour de Buñuel?

Anónimo dijo...

Porque era tan impoprtante señor Cordero dedicar una revista a oponerse a los criterios dominantes de la crítica? Es que eso justifica la exixtencia de una revista?

PEPE DERTEANO dijo...

Estimados Señores
Son casi las 4.10 de la madrugada del día miércoles 16 pero me he entretenido leyendo unos suculentos duelos verbales en este más que aceptable Blogspot del Señor Bedoya.
Yo solamente quisiera decir algunas palabras para seguir un poco con los palos.
No he tenido la oportunidad de conocer al Señor Cordero.
No tengo idea a que se dedica o que es lo que hace el Señor Cordero.
No sé de la existencia de una revista del Señor Cordero.
No he leído lo que publica o regala en la Web de Terra el Señor Cordero.
Pero lo que si he leído en la Carta Abierta es que el Señor Cordero se autocalifica como "crítico de cine" y "periodista cinematográfico".
La pregunta la plantearía de la siguiente manera, existen realmente los "críticos de cine" o los "periodistas cinematográficos".
Si es así les rogaría que alguno de ustedes que están en materia me pueda orientar para hacerme acreedor a alguna de estas denominaciones. En que respetable institución académica nacional o internacional tendría que estudiar y doctorarme para lograr ese tan estruendoso y pomposo título honorífico autoflagelado.
Absolutamente todas aquellas personas que de alguna manera nos relacionamos en profundidad con el adictivo mundo del cine tenemos la capacidad y la formación para poder comentar u opinar sobre la forma y fondo de cualquier tipo de largometraje según los distintos géneros existentes.
Señor Cordero, yo y muchísimos aficionados que consumimos la misma droga, llamada cine, que consume usted solo somos simples comentaristas u opinologos.
Algunos trabajan para medios percibiendo ingresos y otros lo hacemos como un proceso interno de distracción que termina en un terrible fanatismo generalmente incurable. No existen viejos, jóvenes, gordos, flacos, negros, blancos etc.
Usted, seguramente hace con esa inclinación un respetable y una legal forma de ganar algún dinero. Lo hace el Señor Bedoya, el Señor Servat , el Señor Cotler y muchos comentaristas reconocidos.
Pero me produce un sabor amargo, una especie de calambre en los pies y hasta me genera una ligera picazón en uno de mis testes, que alguién se autodenomine como "crítico de cine" o "periodista cinematografico".
Si alguién que lo considera su amigo se lo dice bajito en el oído o su querida familia lo comenta en una tertulia fraterna entre amigos y parientes, hasta ahí lo puedo llegar a entender. Lo demás es desproporcionado, extremadamente huachafo y como dicen los niños "nada cool".
Finalmente, trate de escribir con mayor propiedad sin desnudar su limitada ortografía y quejandose menos de las virtudes ajenas.
Será hasta una próxima madrugada mi estimado "crítico de cine".
Un saludo para todos.
José Luis II

Anónimo dijo...

Si estdudias periodismo y te dedicas al ambito cinematografico, bien puedes decir, "periodista cinematografico", como existe periodista de espectaculos, deportivos, hipicos, etc, etc, y periodistas del etc.

Anónimo dijo...

apoyo a Claudio Cordero.