lunes, 7 de mayo de 2007

Mariposa negra y la lesbifobia

Encontramos esta crítica a Mariposa negra (Black Butterfly) publicada en IndieWIRE. Reprochan a Lombardi una lesbifobia odiosa.

¿Excesos de la corrección política?

Aquí va:

"Peruvian filmmaker Francisco Lombardi's "Black Butterfly" is set in 2000, during the last days of the corrupt regime of President Alberto Fujimori, who had engineered the massacre of Indians as a way of containing the Maoist Shining Path guerrillas. The most powerful politician in the country, however, was Vladimir Montesinos, who was also a blackmailer and assassin. The film is about a pretty young teacher whose fiance, a judge, Montesinos ordered killed. To exact revenge, she reinvents herself as a girl-for-hire to get near him. Black Butterfly is okay as a thriller, but Lombardi's relentless lesbiphobia is odious. Eytan Fox has always drawn a parallel between homophobia and other forms of injustice. He could teach Lombardi a thing or two."

El vínculo al texto completo, aquí:

http://www.indiewire.com/movies/2007/05/tribeca_07_crit_3.html

4 comentarios:

Anónimo dijo...

El personaje de Doty es tan patético que causa rechazo y da la impresión de asco por las lesbianas. Melania Urbina se acuesta con ella como si estuviera pasando por una prueba de Saló, la película de Pasolini o estuviera en un círculo del infierno. tener una relación lésbica es más sucio y odioso que matar a una persona.

Anónimo dijo...

En las películas de Lombardi no solo hay lesbifobia, también hay misoginia. Por una mujer "buena" hay otra horrible y tonta, una bruja, como en maruja en el infierno.

R Bedoya dijo...

Pero también hay mujeres fuertes y atractivas que no tienen una contraparte "horrible", como la "colombiana" de Pantaleón.

Lo que ocurre es que el cine de Lombardi es de "hombres": sus personajes preferidos lo son, y la índole de sus conflictos es siempre masculina. Los hombres sueldan sus relaciones y las mujeres no tienen lugar allí, o se convierten en disolventes de los lazos masculinos. La doctora española de Bajo la piel es buen ejemplo de ello. Aparece ella y el impulso criminal del capitán sale a flote. En Los amigos, es una mujer la que delata al "negro", y pueden seguir los ejemplos.

Además hay una visión muy oscura de las relaciones sexuales, que nunca son placenteras o gratificantes (la escena de la Pies Dorados en La ciudad y los perros; la secuencia con la prostituta en No se lo digas a nadie; los momentos de sexo en la piedra de sacrificio y la mesa de disección en Bajo la piel)o que terminan creando problemas o desatando violencia.

FabricioRebatta dijo...

siendo abogado del diablo, tal vez quizo transmitir el asco que sentiría cualquier mujer heterosexual al acostarse en las circunstancias en que se acuesta el personaje de Melania. No creo que sea tan lesbifobica la figura si no se quería mostrar que este personaje siente una atracción lésbica. La amiga también es lesbiana y no es el personaje antagónico repelente. No se trataba de una película que quisiera aportar en el tema del lesbianismo. En fin, el resultado general fue menos que regular.