sábado, 11 de octubre de 2008

Detesto Buscando un amor


Confieso que adoro "Happy Together" a la que vuelvo una y otra vez, disfrutándola siempre. Tal vez por eso mismo detesto este "Buscando un amor" que me parece cáscara y aspaviento, mostración hartante y compulsiva de recursos formales que se han convertido en tics, manías frenéticas.

De "Happy Together" debe haber aprendido el -pese a todo- querido Wong a valorar ese efecto de entrever personajes a través de ventanales enturbiados por la grafía de "Bar Sur" o "Bar Unión" que tiene, de manera real, el bar porteño en el que se reencuentra la pareja de homosexuales (los que quieren esta película pueden visitar este bar en San Telmo).
Como vemos, la realidad le impuso ese descubrimiento que ahora lo ha convertido en hartante muletilla audiovisual: los ventanales del bar de Jude Law y los otros en los que recae Norah Jones están, ¡oh, sorpresa!, atiborrados de palabras luminosas hechas con neones multicolores que sirven para entubiar el encuadre.

Además, alterna encuadres hechos con travellings vaporosos que se suceden por difuminados con los que pretende construir esa atmósfera de vaguedad y extravío que, en "Happy Together", procedia del humo de los cigarrillos vistos en ralenti y, sobre todo, de los personajes mismos.

Ese aire de suspensión existencial que proyectan los personajes (y los actores habituales) de Wong Kar Wai quiere ser, ahora, reconstruido por un guión que confunde el extravío de los personajes con el extravío narrativo. Tan malo como todo lo anterior es la música de Jones incrustada con insistencia machacona en la película, como queriéndonos obligar a sentir languidez y melancolía que ha sido incapaz de generárnoslo de otra manera.

Todo esto que describo me hace, por supuesto, un sujeto triste que hubiera querido que el genio de Wong Kar Wai se hubiera abierto camino al irse tan lejos de su sistema habitual de producción, díscolo y caprichoso, pero efectivo, como lo prueban varios de sus filmes anteriores.

En el dolor, hermanos.

Joel Calero

14 comentarios:

Kiko Silva dijo...

Qué bueno que haya otra persona que discrepe de aquellos que han defendido esta última cinta de Wong Kar Wai, me parece que por el sólo hecho de tratarse de un respetable autor que continúa fiel a su estilo, aunque aquí bastante lejano de las notables "Happy together" y "Con ánimo de amar". En "Buscando un amor" el director pierde el paso con tanto disfuerzo visual. A mí tampoco me gustó, aunque me lanzo a defender a la Norah Jones cantante. Como le dije a Ricardo la vez pasada, se trata de un "Wong Kar Wai muy aguado".

Miguel Estuardo Bedoya dijo...

Una burrada de comentario. La película es muy buena porque nos entretiene y nos acaricia los recuerdos. Tu eres el mismo tontito que te quejaste porque no la proyectaban por más tiempo. Eres un contraprucente intelecto que no sabes diferenciar entre lo que dices hoy o lo que escribes 5 minutos antes. Con críticos llenos de mierda en el bocho ahuyentamos a los inteligentes de las salas y seguirán por largo tiempo las mierdosas películs que no sirven sino molestan. Feo, feo, feo... el tal Calero.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo c on lo que dice
Calero.

Rubén

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo c on lo que dice
Calero.

Rubén

Anónimo dijo...

Por cierto, qué pasó con la película de Kaurismaki? Ha pasado poco más de una semana de su estreno y ya no se le encuentra en ninguna sala.

Joel Calero dijo...

Estuardito Bedoya,

Si lo que buscas es que las películas te "entretengan" y te "acaricien", mejor busca un amigo con estómago resistente y pídele que te haga divertidos piojitos (y de pasada, pídele palmazos neuronales para despabilarte).

Te digo esto porque no hay ninguna inconsecuencia entre defender el derecho de exhibición de un cine distinto y manifestar decepción si consideras que ese filme exhibido está muy por debajo de lo que puede hacer un autor como Wong Kar Wai.

Me disculpo con el resto de lectores de este blog por el primer párrafo de esta respuesta a Miguel Estuardo Bedoya. Pero es que, como enseñan algunos avisos de nuestras combis, a veces es cierto eso de que "mi educación depende de usted".

Anónimo dijo...

Estoy en desacuerdo con J. Calero y de acuerdo con Bedoya.
Toño

Anónimo dijo...

¿y el comentario de Luces del
atardecer?

ego a-go-go dijo...

Joel tu apreciación sobre la ultima de nuestro amigo won me parece absolutamente rebatible .

Para comenzar para mi fue un placer verla proyectada en 35mm (primera que veo de su filmografia proyectada en 35) fue un viaje sensorial, pero sobretodo visual que me hubiera privado de disfrutar si el amigo Won no hubiera tenido esos "tics" (ojala nunca los pierda porque esos tics lo hacen único), ya quisiera haber tenido la décima parte de ese viaje con "vidas paralelas". la película para mi esta muy bien filmada.

Que tiene de malo que un autor mantenga su estilo? . Que tienen d malo los travllings vaporos que suceden por difuminados?

son bares y travellings filmados en USA no en china ni en buenos aires.... otra locación, otra época, otra cultura, otros actores, pero el mismo director.

Ademas para mi amigo Joel, la melancolía que acusas de inexistente de no ser por la música de "norah jones" (que en realidad te refreirás a un tema de Cat Power utilizado como tema principal de la película) también fue generada en mi
a través de los colores (azules y morados), de lo nocturno del bar, d los travellings vaporosos, d la cámara a través del vidrio, de las vidas aisladas y del pie con helado.


No es de mis películas favoritas pero si la pase muy bien y cuando llegue a mi casa hice el amor con mi novia placenteramente con el sabor al extracto de colores, travellings vaposoros, cat power, natalie portman, lentes ocultos a través de vidrios e inserts de pie con helado.

Polo Campos dijo...

"No es de mis películas favoritas pero si la pase muy bien y cuando llegue a mi casa hice el amor con mi novia placenteramente con el sabor al extracto de colores, travellings vaposoros, cat power, natalie portman, lentes ocultos a través de vidrios e inserts de pie con helado".

La peor huachafada que he leido en este blog.

ego a-go-go dijo...

Explicame por favor polo campos donde esta lo huachafo para no volver a caer en la huachaferia

un consejo: cuando emitas juicios de valores susténtanlos. sino no los emitas, porque carecen de sentido.

daniele dijo...

la canción que aparece con insistencia se llama The Greatest/Hate y no es de Norah Jones, sino de Cat Power. Simplemente, me parece magnífica. Y su letra nada tiene que ver con los encuentros y quiebres románticos del buen WKW, aún así queda perfecta con el ritmo y tono de la película en cuestión. Buen oído tiene el honkonés.

Melcochita dijo...

Estoy de acuerdo con Polo Campos.

Anónimo dijo...

Esto es un rebalse de higado.Es cualquier cosa menos critica.Que pena, la verdad.Demasiado superficial.