martes, 9 de diciembre de 2008

Cine peruano: más ideas para el debate

El cineasta Álvaro Mejía aporta ideas y más preguntas para debatir la situación del cine peruano.
"¿Se le está exigiendo al cine peruano éxitos todo el tiempo? Pues hay que hacer TV en el cine, parece ser la respuesta. Si a eso le llaman industria, ¿no es empobrecer todo? Y aún así, nada te garantiza buena taquilla.

Hace una década o más, Vargas Llosa decía que el cine de Latinoamérica no requería apoyos estatales porque Como Agua para chocolate y Fresa y chocolate demostraban que el mercado resolvía todo. Falso. Una mujer no hace un verano. Digo, dos golondrinas. Así se lo hizo notar Wiener en artículo de La República, en la época en que se hablaba de la Excepción Cultural, concepto promovido nada menos que por Francia.
El cine es arte e industria, sí. Pero son pocas las películas que reúnen las dos condiciones. Quizá El Silencio de los Inocentes. O una de Scorsese, un director genial que ama y se siente parte del cine norteamericano. Hablo de películas mááás o menos contemporáneas...
¿Alguien recuerda que Días de Santiago tuvo una mala taquilla? ¿Y eso fue un pecado? Méndez la marketeó para el mercado europeo y ahí sí tuvo éxito. ¿Todos nuestros cineastas deberían hacer lo mismo? ¿Todos nuestros cineastas podrían hacer lo mismo? Creo que no hay fórmulas.
Cierto que los cineastas de provincias tienen un público objetivo pero hay casos como El Huerfanito, de Flaviano Quispe, que pudo llenar salas por tres semanas en Lima y la sacaron para que entre una cruda (digo, gringa). Cine popular hecho por un buen cineasta. Ojalá fuese de todos los días.
Y, claro, hay que levantar el nivel de nuestras películas. Pero hasta el momento tenemos lo mejor que hay. Con pocas excepciones. Hace poco ha habido una muestra de cine ecuatoriano en Nantes, una cinematografía más joven que la nuestra, o una colombo-venezolana en Amiens. ¿Podríamos aspirar a una peruana?Me parece que lo planteado por Bedoya abre un debate que debe seguirse. No son conclusiones definitivas de ninguna manera."
Álvaro Mejía

6 comentarios:

Carlos Esquives dijo...

Es preciso revisar los comentarios que se han hecho a los artículos de las películas peruanas dentro de este blog. Luego de eso, leer los comentarios que se han hecho al artículo que indica las razones del porqué el cine peruano es considerado un fracaso. Todos los comentarios, en su mayoría, coinciden. Conclusión: el espectador no está conforme con las producciones peruanas. Pero, definamos, ante todo, al espectador. Siguiendo los comentarios realizados a las películas peruanas, es posible conseguir un acercamiento a sobre quien es el espectador, y además, qué es lo que quiere. Encontramos, entonces, vocablos o expresiones referidas al cine peruano como: inverosímil, aburrida, decadente, devuélveme mi plata, pésima, innecesaria, mala, muy mala, malísima, fallida, deleznable, da vergüenza, mal guión, el transfer es malo, no soy crítico pero tampoco ciego, soy un espectador más, otra vez pésima, afrancesados, europeizados, no es propio de nuestra sociedad, se necesita un cine nacional, un género propio, son muy complejos, nadie los entiende, acomplejados, me identifico con, lisurientas, risible, cine de calatas, no hay cine, etc. ¿? Los espectadores peruanos, por lo tanto, son… ¿qué son? Uno de los tantos problemas, sobre el porqué de estos supuestos fracasos, es porque no hay una apuesta para el cine peruano. Los mismo espectadores lo abuchean, lo aborrecen, los tildan de cine lumpen, de serie B, C, D, bodrios, etc. Son calificativos que se han estado institucionalizando desde hace algunos años. Si no hay una confianza para el cine peruano, por lo tanto nunca habrá una necesidad de crear cine peruano. “El acuarelista” ha estado unas dos semanas en cartelera. Actualmente está a punto de desaparecer. Detrás de esto están las industrias, que también es un factor esencial que alimenta a esa mala fama y ha creado a nuestro primer espectador, el “público de masa”. Son los que están alimentados de Madagascar, Batman, súper villanos, o de cintas que en otros espacios son las abucheadas y sin embargo aquí son bien recibidas. Este espectador no es exigente, al menos cuando se refiere al cine externo. Este gusta de los plot-points, de los momentos de suspenso, de las acciones, de las risas a carcajadas, de las secuelas. Gusta de pasar el rato. Un segundo espectador, más minoritario, el espectador intelectual (y en este incluimos, ni modo, a los seudo-intelectuales) Estos gustaron de Godard, de Bergman, de Kobayashi y actualmente gustan de Kaurismaki, de Gus Van Sant, de Bela Tarr, etc. Gustos muy diferentes entre los dos espectadores, solo que se relacionan en una cosa: en ambos existe una crítica mordaz al cine nacional. El espectador está acostumbrado a ver lo nacional desde el punto de vista de lo foráneo. El espectador peruano no critica, él violenta, arremete, agrede, juzga, señala. Trata de hacer lo posible para rebajar a lo nacional. Encuentra mil y un de opciones para que sea desvirtuado el trabajo del director peruano. En muchas ocasiones se vale de la historia del cine peruano (“Bajo la piel” fue mejor) y en otras ocasiones, descabelladamente, se vale de la historia del cine mundial (no hay nada como Hitchcock). El comentarista (y no el crítico) gusta de vivir el pasado. Se pide un género del cine peruano, muy a pesar que el mismo espectador no ayuda a generar un cine peruano. En lugar de ello lo está degenerando. Nadie pide hipocresías, lo que se pide es crítica, esta, puntual y sin ambages. Publicar comentarios es democracia, pero la alternativa no es denigrarla para que se mejore el cine nacional. Se ha hecho más de una crítica a “Un cuerpo desnudo”, y en su momento se ha señalado que la cinta no funciona, pero ello no quiere decir que sea catalogada como una película detestable. “Un cuerpo desnudo”, a mi parecer, y gracias al incentivo de este blog, ha alcanzado otro tipo de lectura. Si bien no coordina de una forma, de otra es más que valorable. Existen diversas formas de observar y analizar una cinta, pero la pregunta es ¿con qué ojos vemos al cine peruano? ¿Es la película peruana mala, o es nuestra forma sobre cómo la vemos o queremos ver? Hay más de una utopía en gran parte de los comentaristas.

JORGE LUIS VILLACORTA SANTAMATO dijo...

En lo personal, me parece que las mejores películas de este año son todas peruanas.

Respecto de la taquilla, depende de "La Ley de Atracción Mental" ("lo semejante atrae a lo semejante").

Quien emite la vibración de taquilla correspondiente a 50'000,000 de Nuevos Soles, obtendrá esa cantidad de taquilla, ya sea que la película cueste 150 millones o 5 Nuevos Soles. ¿Se entiende?.

Es todo trabajo mental metafísico que depende de la vibración emocional e intelectual y de las ideas que rigen el poder del subconsciente.

JORGE LUIS VILLACORTA SANTAMATO

Anónimo dijo...

Quién es ese loco Villacorta?

Anónimo dijo...

Es un ente alucinante...entra a su página para que veas otro mundo......alucinante

Anónimo dijo...

Hacer tv en el cine lo baja todo? jajajajajajaja... como se ve que no ves television por cable, pues eso tambien es TV.

Los Sopranos
Dexter
In Treatment
Damages
The Shield
Entourage
Six feed under

Sera que tu promedio de TV es Magnolia Merino...

Anónimo dijo...

creo q se refieren a la señal abierta chola. Como lo indicas, la TV gringa es de lo mejor que hay por ahora. Con decir que casi todo Hollywood (actores, productores, directores)se pasaron al tele....