viernes, 23 de octubre de 2009

Cu4tro

John Campos Gómez envía un comentario a Cu4tro y anuncia su nuevo blog. Aquí va el texto con el enlace respectivo:

Las películas episódicas peruanas iniciaron su historial con Cuentos Inmorales en el 78, a las que le siguieron próximamente Aventuras prohibidas en el 80 y Una raya más al tigre al año siguiente. Mucho tiempo ha pasado desde la última vez que se juntaron en el cine peruano esfuerzos con un mismo perfil temático, cortos filmados y unidos en pos de irisar la premisa argumental de la película con las perspectivas varias de sus autores, calificando la obra siempre de irregular en sus resultados expresivos como conjunto porque la realización individual de cada episodio estuvo cargo de un director diferente. Es que la heterogeneidad de los talentos en grupo siempre desnivela la fila.

No obstante, este modo de presentación no sólo se debe a emprendimientos artísticos sino principalmente a astucia comercial, atando las historias cortas pareciéndola una larga mediante un encadenamiento por conveniencia, con que una mayor repercusión mediática se garantiza, sin contar con el agregado de los nombres “rentables” que puedan figurar. La reciente Cu4tro es del caso convenido.
John Campos Gómez

3 comentarios:

oscar contreras dijo...

Buenos días,

Discrepo con John Campos Gómez.
CU4ATRO debe ser una de las propuestas más logradas del cine nacional en 2009. Puede sonar a verdad de perogrullo, pero no está de más decir que un "filme colectivo" siempre acarrea un riesgo. El cine peruano se sostiene básicamente por la subvención estatal, por la cooperación externa, por el sistema de concursos, por el individualismo de 04 o 05 valientes ... y por la independencia artística que finalmente no es tal porque siempre se carecen de suficientes recursos financieros, humanos y tecnológicos.
No creo que CU4TRO sea un regreso a los valores colectivos, solidarios o comprometidos... o que esto implique la consolidación de un programa creativo, o la certificación de un estilo. Pero me queda muy claro que no hay atisbos corrección política en los realizadores.....Que se la jugaron a muerte con sus términos cinematográficos sabiendo que había muy pocas posibilidaes de retorno económico.... Y como no me interesa apoyar ni escribir textos sobre películas perdedoras .... puedo decir con franqueza que CU4TRO no es una gran película......Pero en absoluto un descalabro. Que ocurrencia... Creo que el espectador debiera apurarse en verla porque estará en posibilidad de confrontar una mirada (o ensayo de mirada) sobre la vida, sobre cierta porción del país, que los directores habitan....desde el lugar y momento que les tocó. Y me parece estupendo. Se necesitan audacia para hacer una película así, tan oscura ....en días en donde todo es cumbia, celebración de la ignorancia, criollismo....
Una película de episodios inevitablemente conduce al crítico (y al espectador) a las comparaciones internas; al señalamiento de las desigualdades, fortalezas, debilidades y virtudes de cada uno de los segmentos; al ensayo de argumentos sobre por qué unos directores estuvieron mejor que otros en el contexto de la propuesta marco (pienso en HISTORIAS BREVES, BOCACCIO 70, ROGOPAG, HISTORIAS ASOMBROSAS, HISTORIAS DE NUEVA YORK, CUENTOS INMORALES, etc).

oscar contreras dijo...

SEGUNDA PARTE DEL COMENTARIO ANTERIOR

Los "filmes de episodios", por lo general, se apoyan en el prestigio de los cineastas como una suerte de anzuelo infalible sobre el público. No es el caso de
CU4TRO, donde el director más experimentado (Frank Pérez-Garland) precisamente no tuvo un inicio feliz en la realización de largometrajes (UN DIA SIN SEXO).
Particularmente, soy un escéptico del cine que se construye sobre actores famosos, prestigiosos, mediáticos o excesivamente expuestos en la pantalla. Nunca me gustó el divismo y creo que una de las grandes desgracias del cine nacional es haber apostado (fallidamente) una y otra vez por un "starsystem" irreal. Las primeras películas de Lombardi ( hasta BAJO LA PIEL, probablemente) se apoyaron en actores no profesionales o no trajinados. Todos más o menos nos hemos dado cuenta que LA TETA ASUSTADA, DIAS DE SANTIAGO, CHICHA TU MADRE, etc encuentran una fortaleza común en el actor no profesional o de segunda línea, mestizo, desglamorizado, absolutamente dotado, lleno de recursos, matices y riquezas expresivas.
CU4TRO (como en su momento EL BIEN ESQUIVO y EL DESTINO NO TIENE FAVORITOS) ha demostrado -a contravía de mis prejuicios- que en el Perú sí se pueden hacer buenas películas también con esos actores sobreexpuestos. Cuando los directores ejercen el gobierno sobre su gestualidad, hábitos y desbordes.
La muerte como leit motiv; las fuerzas huracanadas del tanatos que traspasan el umbral de los afectos; que perturban la conciencia; que trastocan los sentimientos y que hacen que aflore en nosotros el llanto, la distorsión, la violencia o la compasión..... El duelo, en pocas palabras....es un hilo conductor difícil, impopular, exigente que se sostiene bien en CU4TRO .... Las 04 historias están muy bien dirigidas; con argumentos técnicos, dramatúrgicos y narrativos solventes.... Pero, me gustan más los episodios 3 y 4. El segmento dirigido por Bruno Ascenzo (3) y el que corre a cargo de Sergio Barrios (4). Porque no obstante sus riesgos dramáticos son los menos afectados, los más espontáneos, los mejor actuados ...
Ojalá Pérez-Garland, Buckley, Ascenzo y Barrios continuén haciendo cine. Ojalá las oportunidades profesionales se abran para todos los realizadores jóvenes del país. Para todos.
Saludos cordiales,
Oscar Contreras

torquemada dijo...

Deportivamente puedo decir que es digno del Penal de Lurigancho quien cobra una plata para levantar una película (de Hollywood, indie, peruana o de cualquier país del mundo); y quien en su intento por sustentar su gusto o su disgusto incurre en imprecisiones, medias verdades y procede gratuitamente lanzando maldiciones y panegíricos.

Lo ha señalado varias veces Ricardo en PAGINAS DEL DIARIO DE SATAN y quiero sumarme a ese gesto valiente: la internet es el refugio natural de los parias de este mundo. El sustrato para que la cobardía se masifique en pleno siglo XXI.

Saludos cordiales

Oscar Contreras